Weekly News

Benedicto XVI resalta fe de Juan Pablo II

30 de marzo de 2010.

Juan Pablo II mantuvo su fe "sólida" a pesar de su enfermedad y progresiva debilidad física, recordó ayer el Papa Benedicto XVI al celebrar en la basílica de San Pedro la misa por el quinto aniversario de la muerte de su predecesor.

"La progresiva debilidad física de Juan Pablo II no afectó nunca su sólida fe, su esperanza luminosa, ni su ferviente caridad", subrayó el Pontífice durante la homilía.

Dijo que el Papa polaco "se dejó consumir por Cristo, por la Iglesia, por el mundo entero, pues el suyo fue un sufrimiento vivido hasta el final por amor y con amor".

Ante unas cinco mil personas presentes en la basílica, Benedicto XVI subrayó que su predecesor era movido "por el amor hacia Cristo, a quien consagró su vida, un amor abundante e incondicional".

"Toda la vida del venerable Juan Pablo II se desarrolló bajo el signo de esta caridad, por la capacidad de darse de modo generoso, sin reservas, sin medida, sin cálculo", añadió.

Aseguró que fue precisamente gracias a que "se acercó cada vez más a Dios en el amor", que pudo ser compañero de viaje del hombre de hoy, "esparciendo en el mundo el perfume del amor de Dios".

Según el Papa, Juan Pablo II también mostró la manera en la que se debe proclamar el derecho, enfrentando con "firmeza y sin dudas las resistencias, las hostilidades y los rechazos. Sabía que había sido tomado de la mano por el Señor y esto le permitió ejercer un ministerio muy fecundo por el cual, una vez más, damos fervorosas gracias a Dios".

Ante un grupo de fieles polacos, Benedicto XVI destacó que Polonia debe sentirse orgullosa de "la vida y obra de Juan Pablo II, un gran polaco".

Juan Pablo II murió el 2 de abril de 2005, casi a los 85 años, pero la misa en su recuerdo se celebró este año con algunos días de anticipación debido a que la fecha exacta cae en Viernes Santo.

Benedicto XVI firmó en diciembre pasado las "virtudes heroicas" de su predecesor, con lo que Juan Pablo II se convirtió en "venerable".

Un colegio de médicos y la Congregación para las Causas de Santos deben ahora aprobar un milagro ocurrido por la intercesión del Papa polaco, para que pueda ser proclamado beato.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles