Weekly News

Mamá de Paulette ya es investigada

1 de abril de 2010.

Lisette Farah, madre de la menor de cuatro años Paulette Gebara Farah, quien desapareció de su hogar el pasado 22 de marzo y en la madrugada de ayer fue encontrada sin vida debajo del colchón de su cama, seguirá arraigada, pero en calidad de sospechosa-indiciada por homicidio, precisó Alberto Bazbaz, procurador de Justicia mexiquense.

En rueda de prensa, el funcionario dijo que la dependencia a su cargo no ha podido determinar la hora ni el día en que murió la niña, pero dijo tener elementos suficientes para poder determinar que Farah es indiciada -sospechosa- por el homicidio de su hija. "En este momento podemos darle, sin duda, el carácter de indiciada en la investigación a Lisette", dijo Bazbaz Sacal, en lo que califico como un caso "atípico".

El funcionario mostró videos y grabaciones en los cuales se escucha a la mujer sosteniendo un diálogo con su hija mayor, del mismo nombre Lisette, a quien le precisa que no debe seguir preguntando porque "a como están las cosas, se puede interpretar a que tú la echaste fuera", y concluye diciendo "si no hay evidencia, no hay nada".

Al respecto, la especialista en psicología Sandra Yadeum Angulo, quien colabora en las investigaciones de la Procuraduría estatal para dar con el o los responsables del homicidio, precisó que probablemente Lisette tiene un trastorno de personalidad, que para el caso se convierte en una fuerte línea de investigación.

"Sí tiene características de personalidad que sorprenden, y por eso es una línea de investigación que estamos fortaleciendo. Estamos frente a una abogada, inteligente, audaz, astuta, fría, siempre se ha mantenido muy distante de la parte afectiva, sin apego (familiar), que ha mentido. Son características que hablan de un trastorno", comentó la experta.

Aunque dicha conducta y personalidad de la abogada y madre de la menor, no implica que necesariamente una persona como ella pudiera incurrir "en una violación a la Ley" como es un asesinato, dijo Yadeum Angulo.

Respecto al padre, Mauricio Gebara, y sus niñeras, las hermanas Éricka y Martha Casimiro, también arraigadas en un hotel de esta ciudad, Bazbaz precisó que su estatus jurídico no ha cambiado: siguen con el arraigo.

El procurador reconoció que al inicio de las investigaciones -es decir, durante los primeros cinco días posteriores a la desaparición de la menor, los 100 agentes judiciales y 40 peritos de la Procuraduría, quienes recabaron 30 declaraciones y participaron en tres inspecciones realizadas en el hogar de la familia Gebara Farah, no tuvieron indicios que apuntaran a que la menor siempre estuvo en la casa.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles