Weekly News

Lidera Afganistán la producción de cannabis

2 de abril de 2010.

A su condición de mayor productor de opio del planeta, Afganistán ha sumado la de tener los campos de cannabis más fructíferos, por encima incluso de Marruecos, según un estudio de la ONU publicado en Viena.

Según indicó la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) en su primer análisis sobre el cultivo de cannabis en el país asiático, se estima que los campos afganos producen entre 1,500 y 3,000 toneladas de hachís cada año.

Pese a las dificultades técnicas para realizar el estudio, la ONUDD considera que entre 10,000 y 24,000 hectáreas se dedican al cultivo de cannabis en Afganistán.

"Mientras otros países tienen cultivos incluso mayores de cannabis, el asombroso rendimiento de la cosecha de cannabis afgana hace de Afganistán el mayor productor de hachís", recoge el documento.

En el informe de esta oficina de la ONU se explica que mientras Marruecos produce 40 kilos por hectárea, esa cifra se eleva a 145 kilos en el caso afgano.

Una cosecha cuyas ganancias son también enormes, incluso mayores que los que deja el cultivo del opio. Una hectárea de cannabis arroja ingresos netos de 3,341 dólares frente a los 2,005 del opio.

Y es que hacer crecer cannabis es más barato y fácil que cultivar opio, debido a que es una planta de ciclo más corto y que necesita menos agua, lo que está haciendo que esta droga gane terreno entre los agricultores afganos.

En cualquier caso, el valor de la resina de cannabis producida en Afganistán, de entre 39 a 94 millones de dólares, sigue siendo un 10 ó un 20% del dinero que produce el opio.

"Como el opio, el cultivo del cannabis se concentra ahora en regiones inestables, a saber, en el sur del país", explica en el reporte el director de la ONUDD, Antonio María Costa.

"Todas las drogas en Afganistán, bien opio o bien cannabis, son gravadas por aquellos que controlan el territorio, proveyendo a los insurgentes de una fuente adicional de ingresos", advierte el diplomático italiano.

El informe explica que las rutas de tráfico de hachís son las mismas que se usan para sacar el opio del país.

Costa reconoce en el informe que si bien el problema de las drogas en Afganistán va más allá del cultivo de opio, la solución es la misma.

"Si aumenta la seguridad y el desarrollo de las regiones productoras de drogas en Afganistán, podemos noquear al mayor suministrador de hachís y heroína del mundo", indicó Costa.

Ya en 2008, la ONUDD mostró su preocupación por que Afganistán superara a Marruecos en extensión de cultivo de cannabis y de producción de hachís.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles