Weekly News

Garzón se sentará en el banquillo de los acusados

8 de abril de 2010.

El juez Baltasar Garzón será juzgado por excederse presuntamente en sus competencias legales al abrir una investigación sobre los crímenes del franquismo, según un auto hecho público ayer por el Tribunal Supremo español.

El magistrado del Supremo Luciano Varela, que instruye la compleja causa de Garzón, dio el paso para juzgar al juez por prevaricación, el delito de dictar a sabiendas una resolución injusta.

En cuestión de días, Garzón será suspendido de sus funciones y apartado de la carrera judicial tras más de 20 años de servicio en la Audiencia Nacional, según explicó su abogado Gonzalo Martínez-Fresneda.

Además, de ser condenado, Garzón se enfrentaría un periodo que oscila entre los 10 y los 20 años de inhabilitación. A sus 54 años, una pena de estas características pondría punto final a la carrera del juez más famoso y mediático de España.

En un auto de 14 páginas, Varela concedió un plazo de 10 días a la Fiscalía y a la parte acusadora, que encabeza el sindicato conservador Manos Limpias, para presentar un escrito solicitando la apertura de juicio.

Además, denegó el testimonio de reputados juristas internacionales solicitado por Garzón para que testificasen a su favor. Entre ellos se encontraban jueces de Chile y Argentina que trabajaron con el magistrado español en el caso del ex dictador chileno Augusto Pinochet y en el de las desapariciones de la dictadura militar argentina.

Aunque Garzón, que siempre ha negado las acusaciones, dispone de un último recurso, Varela los ha rechazado todos hasta la fecha.

Martínez-Fresnada precisó que a falta de los escritos de las partes, el auto supone una acusación formal de prevaricación, aunque en su opinión la apertura de la vista no se producirá al menos hasta junio.

Algunos organismos como Amnistía Internacional, que han respaldado la labor de Garzón en la persecución de los delitos de lesa humanidad en todo el mundo, calificaron la resolución de "insólita".

Varela había retomado el caso después de que una sala de cinco jueces del Supremo rechazara a finales de marzo el archivo de la investigación. Al igual que hiciera en un primer auto en febrero, el magistrado instructor volvió a subrayar su convencimiento de que Garzón se extralimitó en su fallido intento por investigar los crímenes de la dictadura de Francisco Franco (1939-1975).

"Consciente (Garzón) de su falta de competencia y de que los hechos denunciados ya carecían de relevancia penal al tiempo de iniciar el procedimiento, construyó una artificiosa argumentación para justificar su control", afirmó Varela.

En mayo de 2009, el Tribunal Supremo admitió a trámite una querella por prevaricación presentada por el sindicato conservador de funcionarios Manos Limpias por la causa contra el franquismo, que Garzón abrió y se vio obligado a cerrar en 2008. Garzón testificó a puerta cerrada, negó mala praxis e intentó pedir el archivo del caso en sucesivos recursos que han fracasado uno tras otro.

Después de la resolución de ayer, esta compleja y enrevesada investigación está a punto de acabar con la carrera de Garzón.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles