Weekly News

Líder opositora asume poder en Kirguizistán tras derrocar a Bakíev

8 de abril de 2010.

La dirigente opositora Rosa Otunbáyeva asumió ayer el poder en Kirguizistán tras el derrocamiento del presidente del país, Kurmanbek Bakíev, después de unos violentos disturbios que causaron decenas de muertos en ese país centroasiático limítrofe con China.

"El poder de la república lo controla la Oposición. El presidente se encuentra no se sabe dónde", señaló a la agencia rusa Interfax Otunbáyeva, ex ministra de Exteriores y jefa del Gobierno de confianza popular formado por la Oposición.

Según el diario digital Ferganá.ru, Bakíev -en el poder desde 2005- habría abandonado la capital, Biskek, a bordo de un avión que habría despegado del aeropuerto internacional de Manás con destino a un país extranjero.



Fuentes oficiales en Kazajistán citadas por Interfax apuntan que Bakíev se ha exiliado en ese país, aunque la Cancillería kazaja no lo ha confirmado, mientras la agencia local Kabar informa que está en su residencia de Osh (Sur), su ciudad natal.

Otras fuentes cercanas a Bakíev dijeron a la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti que éste se encuentra aún en la capital y niega que el Gobierno haya cedido el poder a la Oposición.

Otunbáyeva, que ya protagonizó en 2005 la incruenta Revolución de los Tulipanes en la que fue derrocado el primer presidente kirguís, Askar Akáyev, a quien reemplazó Bakíev, aseguró que el primer ministro, Daniar Usénov, presentó su renuncia y la de su Gobierno.

El nuevo Gobierno se ha hecho con el control de las emisiones de la televisión pública y asegura que controla toda esta antigua república soviética, de 5.3 millones de habitantes.

Las multitudinarias protestas opositoras contra Bakíev comenzaron la noche del martes en la región noroccidental de Talás y continuaron ayer en la capital del país, el más pobre de Asia Central.

Los manifestantes acusaron al presidente de nepotismo, corrupción, altos índices de desempleo y drástico aumento del coste de la electricidad y otros servicios públicos en tiempos de crisis.

La hasta ahora Oposición estimó en cerca de cien los muertos en los disturbios registrados en la capital, en su mayoría en las inmediaciones de la sede del Gobierno, aunque el Ministerio de Sanidad rebajó a 40 fallecidos y más de 400 los heridos en los choques ocurridos en Biskek y el resto del país.

Los manifestantes saquearon la sede del Parlamento de Kirguizistán, la Fiscalía General y la residencia familiar del presidente, entre otros edificios oficiales.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles