Weekly News

La opinión de:
Aida Maria Holguin Baeza
Crimen… cámara... acción!

13 de abril de 2010.

Originalmente la frase diría: “Luces, cámara, acción!”; sin embargo en Chihuahua ya no vemos esa luz de prosperidad y de paz que hace todavía algunos años iluminaba la vida cotidiana de los chihuahuenses.

Hoy día, Chihuahua tiene un premio a la mejor fotografía; tiene un “cortometraje” filmado en Creel que ha recorrido el mundo entero, tiene alcaldes que gustan de usar recursos públicos para salir en películas; tiene su propia película de las “muertas de Juárez” que también tuvo sus premios y nominaciones; tiene “obras de teatro” que día a día se ponen en escena y cuyos actores suelen ser los representantes del pueblo, llámese gobernador, procuradora, secretarios de gobierno, legisladores, alcaldes, partidos políticos; pasarelas donde lo único que importa es vestir a la moda y salir en la foto.

Chihuahua tiene así escritor, productor, actor y director de los peores espectáculos que jamás se habían visto; es el set en donde día a día se graban escenas desgarradoras de la vida moderna de Chihuahua.

Respecto a la foto, sin necesidad del “foto-shop” de película de horror muestra la triste realidad de nuestro Chihuahua actual; en cuanto al “cortometraje” rodado en Creel y exhibido en cadena nacional, es inocultable la falta de compromiso y la irresponsabilidad de las autoridades para hacer algo en el momento justo.

De los alcaldes, ni cómo defenderlos porque ahí están las películas que demuestran que como gobernantes, son muy malos actores. De la película de las “muertas de Juárez”, pues es otra realidad que desde hace años ha estigmatizado a Chihuahua; y de las obras de teatro, pues esas se siguen escribiendo y poniendo en escena día a día.

Persecuciones y al estilo “hollywoodense”…violencia que antes solo a través de programas de televisión conocíamos, narcocorridos que son parte de la cultura, castings en donde el mejor actor histriónico es el que tiene los reflectores, un circo en donde a veces los payasos son los que se llevan la función; magos que aparecen y desaparecen a su antojo la realidad; pero eso si, en todos los casos los actores siempre buscan el reflector. En esto se ha convertido Chihuahua, en un Centro de espectáculos que es conocido a nivel mundial y que abre sus puertas al público con funciones que ya no tienen clasificación, son para todo el público sin importar edad ni condición alguna.

Eso es lo que queremos que el mundo vea y sepa de Chihuahua? Pues, así seguirá siendo mientras que los chihuahuenses callen y solo se limiten a ver y escuchar.

Chihuahua no va a cambiar, y Chihuahua seguirá siendo el show favorito del mundo entero; mentras no dejemos de ser el público que solo se limita a ver este tipo de espectáculos. Si realmente queremos que esto cambie, será necesario convertirnos en ese crítico que expresa sus opiniones e inconformidades ante una “producción” que carece de cualquier elemento que satisfaga nuestras expectativas como ciudadanos.

De una vez por todas debemos entender que mientras sigamos “pagando” por ver espectáculos tan faltos de ética, profesionalismo, responsabilidad, valores y principios nada va a cambiar; hagamos la crítica que como ciudadanos estamos obligados a hacer para que esta función termine o al menos se corrija.

Hagamos de Chihuahua un estado que le de la vuelta al mundo pero con una historia de reivindicación; de una lucha en donde los ciudadanos cansados de lo que han hecho de nuestra casa salimos en su defensa. Cerrémosle al paso a magos que solo a través de engaños aparecen y desaparecen las cosas; abucheemos a los “payasos” que lo único que saben es hacen reír con sus actuaciones, exijamos la destitución de los “modelos” que solo tropiezan y tropiezan en la pasarela, produzcamos historias de vida y no de muerte. Dejemos atrás la tradición de que los narcocorridos son parte de nuestra cultura norteña y volvamos a cantar orgullosamente aquello de “Pa’ gente buena Chihuahua… que es valiente, noble y leal !

El show debe continuar, pero con un espectáculo de mejor calidad, buscando las nominaciones a lo mejor y no a lo peor; reencontremos esa luz que desde hace años se apagó y nos ha dejando en plena obscuridad.

Concluyo pues en esta ocasión, con una frase de Jean-Jacques Rousseau: “Para que un espectáculo merezca nuestra aprobación es preciso que se amolde a nuestras inclinaciones en vez de contrariarlas, eso es lo que convendría”.

Correo: [email protected]

Blog: http://laecita.wordpress.com/



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles