Weekly News

Presentan en EU nueva demanda contra Rivera

21 de abril de 2010.

La Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés) presentó una nueva demanda contra el cardenal Norberto Rivera Carrera, pero esta vez ante un tribunal federal de los Estados Unidos.

Érick Barragán, presidente de SNAP en México y América Latina, aseguró que con esta nueva denuncia esperan que el prelado sea enjuiciado por presunto encubrimiento al sacerdote Nicolás Aguilar.

Sus esperanzas, señaló, recaen en que la demanda presentada por el abogado Jeff Anderson se basa en la Ley de reclamación por agravios contra extranjeros, ya que el abuso sexual, fraude y encubrimiento presentan circunstancias extraordinarias y violan las leyes internacionales.

"Esta vez el tribunal tiene jurisdicción sobre este asunto y sobre el cardenal Norberto Rivera, el padre Nicolás Aguilar y la Diócesis de Tehuacán, Puebla. Esta vez el tribunal no necesita tener o pedir jurisdicción para atraer el caso", detalló Barragán.

La demanda se presentó en Estados Unidos ya que el padre Nicolás Aguilar estuvo en la Diócesis de Los Ángeles, aunque el abuso se habría dado en Puebla.

Acompañado de Joaquín Aguilar, quien en 2005 hiciera una denuncia contra el cardenal Rivera acusándolo de encubrir al padre Nicolás Aguilar, dijeron que la demanda fue interpuesta por un nuevo caso de violación que detectaron por parte de este sacerdote.

La persona que sufrió abuso, a quien solamente identificaron como Juan, habita en el Valle de México y fue violentado sexualmente por Aguilar en la década de los noventa.

"Este caso es excepcional, este joven está muy herido, está muy mal", dijo Joaquín Aguilar.

"Queremos la cabeza de Norberto Rivera, lo queremos ver caer y lo vamos a ver caer. Yo se lo dije a él: 'no cantes todavía victoria'".

Los dos activistas, junto al abogado José Bonilla, de la fundación De la mano con la Justicia, dieron a conocer los datos de la denuncia.

Bonilla criticó que el fin de semana el Papa Benedicto XVI llorara y rezara junto a ocho víctimas de abuso sexual con las que se entrevistó en Malta.

"Es una burla lo que hizo, una verdadera falta de respeto llorar y rezar por víctimas que es lo que menos necesitan", afirmó.

"Yo, que he defendido a cerca de 75 niños por abusos sexuales, (sé que) lo que menos necesitan es que lloren junto a ellos. Lo que requieren es que su agresor esté en la cárcel".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles