Weekly News

Llega caso Paulette a un mes sin respuestas

23 de abril de 2010.

A un mes de que se reportara la desaparición de Paulette, hija menor del matrimonio de Mauricio Gebara y Lisette Farah, las autoridades mexiquenses no han logrado establecer los detalles de la desaparición y muerte de la pequeña de 4 años de edad.

Incluso, desde que fueron evidenciadas las inconsistencias y omisiones en la investigación que realiza la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), la dependencia ha negado a dar detalles sobre las acciones y avances que han realizado como parte de la Averiguación Previa AM/HUIX/III/286/2010.

A los seis días de la desaparición, había determinado la imposibilidad de que la menor, quien presentaba discapacidad motriz y de lenguaje derivado de su nacimiento prematuro, saliera por su propio pie del departamento en un edificio en Interlomas.

Ante esto, las autoridades decidieron asegurar el inmueble para impedir que continuaran entrando familiares y amistades de los Gebara Farah -quienes incluso durmieron en la cama de la pequeña-, y tener mayores posibilidades de localizarla, según indicó el procurador estatal Alberto Bazbaz.

Previamente no se aseguró el área donde la niña fue vista por última vez con vida y donde nueve días más fue localizada, su propia recámara.

Otra determinación de la PGJEM en este mes fue arraigar tanto a los padres de Paulette como a sus nanas, Érika y Martha Casimiro, decisión que la que dependencia estatal consideró acertada pues su objetivo, indicó Bazbaz en conferencia previa, era localizar a la menor, aunque se encontró sin vida y en su propia cama.

Al dar a conocer el hallazgo del cuerpo de Paulette, el mismo Bazbaz junto a una psiquiatra que colabora en la investigación, Sandra Yadeum Angulo, calificaron como "atípico" el comportamiento de la madre de la menor y con base en eso fue señalada como indiciada en la investigación.

La posterior liberación de los arraigados, con el argumento de no sujetar a la PGJEM a tiempos fatales para la investigación, y los constantes citatorios para las mismas cuatro personas, de acuerdo con especialistas, han dado muestras de que las autoridades mexiquenses aún no determinan cómo llegó el cuerpo de Paulette a los pies de su cama.

Otro aspecto que ha puesto en duda el desempeño de la PGJEM en la investigación, es la supuesta colaboración del Buró Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos, a donde se enviaría una carpeta con los detalles de las indagatorias para ayudar a las autoridades mexiquenses a resolver la desaparición y muerte de Paulette.

Especialistas coinciden en que a un mes de que la pequeña se reportara como desaparecida, la PGJEM aún tiene preguntas por contestar entre ellas, cómo llegó el cuerpo de Paulette a los pies de su cama, si no estaba ahí desde un principio.

Otra interrogante es quién y en dónde alimentaron a la pequeña cinco horas antes de su muerte, pues de acuerdo con la necropsia de Ley, Paulette habría ingerido alimento en ese lapso y la fecha exacta del deceso, pues sólo se ha establecido un periodo de 5 a 9 días antes de localizarla.

Eso, sin olvidar que aún falta que la PGJEM dé a conocer si se trató de un homicidio y en su caso presente a los culpables, así como el móvil que provocó la muerte de la menor Paulette Gebara Farah.

Con reconstrucciones de hechos, ampliación de declaraciones, interrogatorios, pruebas de polígrafo, uso de químicos para detección de sangre, perros entrenados para localizar personas, revisiones de cámaras de video y pruebas periciales en el departamento, la PGJEM apuesta a que será la ciencia la que arroje las respuestas de este caso.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles