Weekly News

Zafarrancho entre policías de Durango y de Delicias

5 de mayo de 2010.

Delicias, Chih. 5 de mayo de 2010. Cerca de 200 elementos de la Policía Estatal de Durango que reciben un curso para el manejo de armas en la ciudad de Delicias, sostuvieron un pleito con elementos de la Policía Municipal y elementos del Ejército Mexicano el pasado domingo en la madrugada, día en que se encontraban francos.

En entrevista con el alcalde de Delicias, Jesús Heberto Villalobos Maynez, declaró que 36 cadetes de la Policía Estatal de Durango, que se encontraban alterando el orden público en el centro de esa localidad en estado de ebriedad, fueron remitidos por soldados.

Todo ocurrió cuando 13 elementos del cuerpo Betta, perteneciente a la Dirección Municipal de Seguridad Pública de Delicias, intentaron calmar la felicidad de los policías duranguenses y a cambio recibieron malas palabras y golpes, por ello fueron remitidos 36 policías estatales, de los cuales 32 se encontraban en primero y segundo estado de ebriedad, mientras que los cuatro restantes sólo tenían aliento alcohólico.

Al ver los ánimos de pelear, los municipales pidieron el apoyo de más compañeros y fue en ese momento que iniciaron los empujones y los golpes, al verse rebasados por número, solicitaron el auxilio de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y al llegar también fueron golpeados e insultados por parte de los policías duranguenses.

Durante la batalla entre policías municipales y soldados contra policías estatales de la entidad en la zona centro de Delicias, resultaron dañadas bicicletas de policías municipales.

Los elementos del Ejército Mexicano, tuvieron que aplicar la fuerza para poder remitir a los cadetes y trasladarlos a la demarcación a bordo de vehículos militares.

El alcalde Jesús Heberto, dijo que 32 detenidos pagaron una multa de 1,000 pesos cada uno debido al estado de ebriedad en el que se encontraban y cuatro sólo pagaron 500 pesos.

Al respecto, el Secretario de Seguridad Pública de Durango, General Valentín Romano López, negó la intervención de los soldados y el estado de ebriedad en el que se encontraban sus agentes.

Además, durante una entrevista después de reunirse con el General de la Décima Zona Militar, Moisés Melo García y el Procurador de Justicia de Durango, Daniel García Leal en las instalaciones de la Décima Zona Militar, Romano López confirmó que se encontraban francos, pero que el pleito inició cuando los municipales vieron a tres elementos de la PEP salir de un bar y sus compañeros se acercaron para auxiliarlos y pedirles que no se los llevaran.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales

Notas relacionadas



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles