Weekly News

Usan un submarino para tapar derrame

11 de mayo de 2010.

Un submarino a control remoto arrojó ayer una sustancia dispersante para tratar de controlar una masiva fuga de crudo que sale del fondo del Golfo de México, lo cual dejó entrever que pasarán varias semanas antes que se logre controlarla.

Si la fuga continúa sin control, en aproximadamente un mes superaría el desastre del buque tanque Exxon Valdez de 1989 como el peor derrame en la historia de Estados Unidos.

Equipos especializados a cargo del robot para aguas profundas intentan adelgazar el petróleo -que está saliendo del lecho marino a un ritmo de unos 795,000 litros diarios-, tras recibir la aprobación de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), dijo British Petroleum.

La agencia federal había detenido dos intentos anteriores por arrojar el dispersante para hacer pruebas sobre su impacto potencial en el medio ambiente y aprobó la tercera ronda de rociado que comenzó el lunes temprano, dijo a Mark Proegler, portavoz de la compañía, propietaria de la plataforma que explotó y que generó la fuga.

Los ingenieros de BP, en busca de nuevas soluciones después que una acumulación de hielo arruinó su plan de canalizar la fuga empleando una caja contenedora de 90.7 toneladas métricas, siguieron con otras posibles soluciones a corto plazo, incluyendo el uso de una caja más pequeña e inyectar objetos a la fuga para taponearla.

COSTARÁ 350 MDD El derrame de crudo ha costado a la compañía petrolera BP PLC 350 millones de dólares hasta ahora, anunció la empresa. La cifra incluye el coste de la respuesta inmediata al derrame, la contención, la perforación de un pozo de apoyo, las medidas tomadas en los estados de la costa del Golfo, los asentamientos y los costes federales estadounidenses.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles