Weekly News

Ola de suicidios en plantas de Foxconn sacude a China

21 de mayo de 2010.

Una ola de suicidios en las fábricas de la multinacional tecnológica Foxconn ha sacudido a la "factoría del mundo" china, donde algunos expertos opinan que el modelo laboral que los trabajadores chinos han soportado 30 años no sirve para la generación de "hijos únicos" que se incorporan ahora al empleo.

En cinco meses, siete jóvenes de entre 18 y 23 años -el último de ellos ayer, viernes se han suicidado y otros dos resultaron heridos al intentarlo en las instalaciones que Foxconn tiene en la ciudad china de Shenzhen (sur), donde la firma taiwanesa produce el iPhone de Apple y otros icónicos aparatos tecnológicos de uso mundial.

Aunque no puede hablarse de una emergencia sanitaria, dado el enorme tamaño de la empresa (400 mil trabajadores en China), locierto es que los sucesos están motivando un enorme debate en elpaís, y dudas sobre si las generaciones que nacieron tras el maoísmo(en los 80 y 90) están preparadas para las mismas sesiones maratonianas y robóticas de trabajo que soportaron sus antecesores.

"Estas generaciones que van a trabajar a lugares extraños para ellos, tienen menor resistencia y habilidad que las previas. Su autoestima es muy frágil y se sienten muy presionados", señalaba en un debate televisivo sobre el tema el comentarista Bai Yansong,famoso presentador de la cadena pública CCTV.

Los jóvenes chinos, casi todos ellos sin hermanos y con una vida mucho más sencilla que la que sus padres o abuelos tuvieron durante épocas como la Revolución Cultural, aterrizan en la dura vida laboral de enormes fábricas como las de Foxconn, donde apenas se relacionan con sus compañeros y tienen muy pocas diversiones.

Ante la cadena de suicidios, un periodista local llamado LiuZhiyi se hizo pasar por trabajador de la compañía taiwanesa en una de las dos "ciudades fábrica" que tiene en Shenzhen, y notó un ambiente opresivo.

"La mayoría de los trabajadores están tristes porque no hay entretenimientos tales como cines o parques para relajarse", contaba el periodista en el diario sobre la experiencia que ha publicado enel semanario cantonés "Southern Weekly".

Sin embargo, la empresa taiwanesa se defiende de las acusaciones asegurando que sí hay opciones de ocio en sus dos grandes complejos de Shenzhen, y que muchos de ellos se sienten bien pagados (el salario base es de unos 100 euros mensuales, o 120 dólares).

"Tenemos los mejores dormitorios, cibercafés, piscinas y campos de baloncesto", señaló el portavoz de la empresa en China, Liu Kun, quien no obstante ha reconocido a la prensa que la empresa "no sabe cómo hacer frente al problema" y está pidiendo "consejo a la opinión pública".

A raíz de los sucesos, la empresa ha tomado toda clase de medidas, desde contratar a psicólogos hasta pedir a monjes budistas que hagan rituales religiosos en el seno de la compañía y exorcicen el aparente mal que les aqueja.

Foxconn también ha abierto un número de asesoramiento psicológico, el 785785 (en chino la pronunciación de estas cifras suena similar a decir "por favor, ayúdame"), y desde su puesta en marcha ha recibido unas 30 llamadas de trabajadores que reconocían haber tenido pensamientos suicidas.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles