Weekly News

Confirman autoridades que muerte de la niña Paullette fue un accidente

22 de mayo de 2010.

MÉXICO, D.F., mayo 22 (EL UNIVERSAL).- A dos meses de la desaparición y muerte de la niña Paulette Gebara Farah, el misterio persiste, principalmente por las inconsistencias en el caso.

PUBLICIDAD La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGEM) informó que la muerte de la menor fue un accidente, pero ¿qué dijeron antes las autoridades, los papás, las nanas? .

Recuento del Caso Paulette Antes, homicidio; hoy, accidente El procurador del estado de México, Alberto Bazbaz, dijo el 31 de marzo en conferencia de prensa que los indicios apuntaban a un homicidio.

'Yo no tengo duda que se trata de investigación de un delito de homicidio porque su presencia en ese lugar (la del cuerpo) fue provocada evidentemente por alguien más'

Es una investigación de homicidio", dijo en ese momento.

Ayer viernes, el mismo funcionario aseguró que "fue un accidente", pues no hay señales de violencia.

Hoy, sin culpables; ayer, otros sospechosos En la última conferencia de prensa, el procurador mexiquense concluyó que la muerte de la menor, no fue provocada por terceras personas o algún factor externo, por lo cual no se iniciará proceso penal en contra de alguna persona.

La conclusión de dicha institución infiere que "el probable desplazamiento de dirección de cabeza a pies, lo cual fue corroborado con los experimentados realizados con diversos monitores (menores con características similares a la occisa), en los que se apreció la posibilidad de que la menor, por sus propios medios, realizara un movimiento en la cama", sostuvo el procurador al dar lectura al punto nueve de las conclusiones del caso Paulette.

Sin embargo, el 4 de abril, ELUNIVERSAL informó que elementos de la Policía Ministerial del estado de México buscaban a Amanda de la Rosa, amiga de la madre de Paulette Gebara Farah.

La mujer estaba presuntamente vinculada con la investigación de la muerte de la niña de cuatro años.

De acuerdo con las autoridades del estado de México, fue girada una solicitud de colaboración al gobierno de Veracruz para localizar a De la Rosa.

El director de la Policía Ministerial, Víctor Manuel Magaña García, y el comandante de Asuntos Relevantes, Alfredo Carpio Domínguez, encabezaron un operativo para encontrarla.

Versiones afirmaban que Amanda de la Rosa había sido aprehendida y traslada vía aérea a la ciudad de Toluca.

Sin embargo, funcionarios del gobierno veracruzano aclararon que la captura no se llevó a cabo.

De igual forma, días antes, se habló de un presunto cómplice de Lissette Farah, la madre de la niña.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) anunció el 1 de abril que buscaba a un sujeto que está relacionado con la desaparición y muerte de la menor Paulette Gebara Farah.

El titular de la dependencia, Miguel Ángel Mancera, destacó que en su momento giró la instrucción para dar con el paradero de un hombre presuntamente amigo de Lissette Farah, madre de la menor fallecida.

Hoy, estaba en la cama; ayer, simplemente no estaba Otra de las conclusiones de las investigaciones realizadas por la PGJEM fue que el cadáver de la niña siempre estuvo al pie de la cama.

"El cuerpo de la menor no fue manipulado después de su muerte, es decir, que la menor permaneció desde que murió en el lugar donde fue encontrada", se señaló en la conferencia de prensa más reciente.

El punto ocho de las conclusiones que dio a conocer el procurador mexiquense desecha la hipótesis que el cadáver de la niña Paulette hubiera sido colocado en el lugar y en posición en que fue encontrado posterior a su muerte.

En varios videos, entre ellos algunos hechos por la televisión de EL UNIVERSAL, las nanas extienden la cama para la reconstrucción de hechos.

La madre dela niña, Lissette Farah, también dio entrevistas en la cama de la niña y nunca se apreció un abultamiento.

El procurador reconoció que al inicio de las investigaciones -es decir, durante los primeros cinco días posteriores a la desaparición de la menor-, los 100 agentes judiciales y 40 peritos de la Procuraduría, quienes recabaron 30 declaraciones y participaron en tres inspecciones realizadas en el hogar de la familia Gebara Farah, no tuvieron indicios que apuntaran a que la menor probablemente siempre estuvo en la casa.

El 30 de marzo en la habitación se pudo percibir un olor a putrefacción, y fue así como horas más tarde, en la madrugada del miércoles 31, se localizó el cuerpo de Paulette.

Reconoció que aunque él estuvo en la habitación, no pudo percatarse de su presencia pues nunca levantó el colchón.

"Yo estuve ahí, quiero ser sincero, en una plática con Lissette respecto del hecho...

Yo no levanté el colchón", admitió.

Pero las nanas sí revisaron.

"El lunes entré a la recámara de Paulette para despertarla como lo hacía todos los días; no estaba.

Busqué debajo de la cama, en los clósets, en el baño de su cuarto; enseguida escuché la voz del señor Mauricio en la cocina, fui a buscarlo.

Le comenté que la niña no estaba en su cama ni en su cuarto.

Fui a la recámara de mi hermana para preguntarle si Paulette estaba con ella.

Comenzamos a buscarla entre las dos", recordó Erica Casimiro, cuidadora de la niña.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles