Weekly News

Matan FARC 9 militares previo a las elecciones

25 de mayo de 2010.

El peor ataque de las FARC durante la campaña electoral en Colombia, que dejó nueve infantes de Marina muertos, otros dos heridos y un desaparecido, empañó el inicio de la semana de reflexión para los comicios presidenciales del próximo domingo.

El ataque, ocurrido el domingo en el departamento del Caquetá, se produjo durante una emboscada de las FARC a una patrulla de la Armada, confirmó en Bogotá el almirante Edgar Augusto Celi, segundo comandante de esa fuerza.

La patrulla recibió información de un supuesto escondite cerca del municipio de Solano con explosivos y armamento preparados por las FARC para atentar en la campaña electoral y acudió al lugar, detalló Celi.

Según las primeras investigaciones, allí tuvo lugar la emboscada, atribuida al frente 15 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que tienen una fuerte presencia en Caquetá y otras regiones del sur del país.

Los dos infantes heridos fueron trasladados a un hospital de Florencia, capital de ese departamento, y todavía hay operativos en la zona del ataque, ubicada en plena selva, para rescatar los cadáveres de los nueve fallecidos y encontrar a un militar que sigue desaparecido.

En los últimos días, las fuerzas de seguridad colombianas han desactivado además varios coches bomba pertenecientes al parecer a las FARC, el último también el domingo en una carretera del departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela.

Estos hechos, que se unen al estado de máxima alerta de la Fuerza Pública en varios departamentos, coinciden con el inicio de una semana de reflexión después que los aspirantes a la Presidencia celebraran ayer sus últimos mítines públicos, tal y como determina la legislación colombiana.

Las elecciones serán el próximo domingo con el oficialista Juan Manuel Santos y el candidato por el Partido Verde, Antanas Mockus, como favoritos a pasar a una segunda vuelta prevista para el 20 de junio y de la que saldrá el sucesor del presidente Álvaro Uribe.

Para reforzar la seguridad en la recta final de este proceso electoral, las autoridades iniciaron el despliegue de 350,000 militares y policías en el país. También reforzaron la protección de los candidatos presidenciales y en especial del aspirante por el izquierdista Polo Democrático Alternativo, Gustavo Petro, quien denunció que fue amenazado de muerte de las FARC.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles