Weekly News

Maestros detectarán a obesos

29 de mayo de 2010.

Los maestros de las 220 mil escuelas en México detectarán a los niños con "obesidad evidente" para que sean enviados a los centros de salud para su tratamiento, en un mecanismo similar al que operó en el país durante la etapa de emergencia por la influenza A H1N1, anunció el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos

Como parte de la estrategia del programa Educación y Salud, el funcionario informó, en entrevista con EL UNIVERSAL, que los padres de familia cuyos hijos presenten un incremento de "peso anormal u obesidad evidente" serán advertidos por los maestros para que los lleven a los centros de salud, a fin de que se les pueda hacer un diagnóstico médico sobre su condición.

La idea es someter a los niños a análisis para identificar los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos, que pudieran revelar, por primera vez en el país, la cantidad de infantes con problemas de diabetes o cardiovasculares.

El funcionario dijo que "lo que estamos estructurando junto con la Secretaría de Educación es que podamos tener el apoyo de los mismos maestros para detectar un aumento de peso anormal o aquellos niños que tengan obesidad evidente, para que los canalicen a los centros de salud que les correspondan y puedan tener una atención temprana".

El "Anteproyecto de los Lineamientos Generales para el Expendio y Distribución de Alimentos y Bebidas en los Establecimientos de Consumo Escolar" establece que entre las acciones que realizarán los maestros en cada aula de preescolar, primaria y secundaria del país será la de "detectar educandos que presenten problemas de sobrepeso y obesidad, a efecto de orientar a las madres, padres de familia o tutores acerca de los riesgos que implica para la salud de sus hijos y estar atentos para que asistan a control médico".

Énfasis en la prevención

Córdova Villalobos explicó que más que filtros, como los que se implementaron durante la etapa de emergencia de la epidemia de influenza, lo que se pretende es que los docentes puedan dar "seguimiento a los niños para que en un momento dado, cuando se detecte que alguno de ellos empieza a tener este tipo de problemas, se tenga la confianza para hablar con los padres y decirles 'su niño está con sobrepeso, de acuerdo a las tablas que aquí tenemos, o con obesidad, y pues vale la pena que sea visto por un médico'".

Dijo que al "avanzar en la cobertura universal, casi todos los niños van a tener un centro de referencia, que puede ser el centro de salud o la clínica del IMSS o ISSSTE que les corresponda.

"Nos importa muchísimo atenderlos preventivamente, no cuando empiecen a tener manifestaciones importantes de las enfermedades, sino de antes, para corregir la obesidad de forma previa a que se manifiesten otros problemas metabólicos", dijo.

El funcionario comentó que en México hacen falta datos que revelen el número de niños que ya presentan diabetes o problemas cardiovasculares. "Esta información nacional se va a generar apenas. Ya sabemos la frecuencia del sobrepeso y la obesidad, pero subsecuentemente vamos a tener más información".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles