Weekly News

Erupción de volcán deja dos muerto y tres desaparecidos

30 de mayo de 2010.

Miles de guatemaltecos fueron evacuados tras la erupción del volcán Pacaya, 50 kilómetros al sur de la capital, que dejó al menos dos muertos y llevó a las autoridades a decretar estado de emergencia en la zona, aún cubierta por cenizas y piedras.

La violenta erupción del volcán, el jueves por la noche, dejó un periodista muerto (víctimas de piedras que le cayeron mientras cubría los hechos), tres niños desaparecidos, 59 heridos, 100 casas destruidas, mil 600 evacuados y un área de daños de 100 km2, informó el presidente guatemalteco, Álvaro Colom.

Además, un joven de 22 años murió al caer del tejado de una escuela cuando limpiaba ceniza del volcán, informaron cuerpos de socorro.

Colom también anunció que el aeropuerto internacional de la capital, La Aurora, seguirá cerrado hasta hoy en la noche "porque hay que limpiar tanto las pistas como las partes aledañas".

Los vuelos son desviados a aeropuertos alternos como el Mundo Maya en Petén -unos 500 kilómetros al norte de la ciudad- o al de Comalapa, en El Salvador, según autoridades de Aeronáutica Civil.

La actividad del volcán se había incrementado la noche del miércoles con expulsión de lava, fumarolas y ceniza, y se agudizó el jueves por la noche durante unas cuatro horas.

Además, las autoridades guatemaltecas anunciaron que persiste la amenaza de una nueva erupción violenta de este volcán, el más activo de Centroamérica.

Es "muy posible que pueda haber otras explosiones violentas en los próximos días", señaló el director del Instituto Nacional de Vulcanología (Insivumeh), Eddy Sánchez, en rueda de prensa.

Según el experto, el Pacaya ha acumulado mucha energía por varios años y como "una olla de presión la libera violentamente".

El coloso mantenía constantes explosiones acompañadas de material incandescente que se dispersó en la zona del volcán.

La ceniza se eleva a una altura de mil metros y es transportada hasta 30 kilómetros en dirección noroeste, según un comunicado de la institución.

Ante la magnitud de la erupción, el Gobierno guatemalteco decretó el jueves por la noche estado de calamidad en los departamentos de Guatemala (centro), Sacatepéquez (oeste) y Escuintla (sur).

Mientras tanto, los guatemaltecos en un radio de un centenar de kilómetros se armaban con escobas y palas para retirar de tejados y patios de sus viviendas arena y cenizas lanzadas por el volcán, constató la AFP en un recorrido.

"Sólo hemos limpiado el patio de la casa y ya llenamos una bolsa de basura grande", contó Isabel Estévez, una ama de casa que junto a su esposo inició la limpieza de los sedimentos, que en algunos lugares alcanzan hasta cinco centímetros de espesor.

En tanto, el ministerio de Educación suspendió las clases en los centros situados en los tres departamentos donde fue decretado el estado de calamidad, el cual permite designar recursos y fondos económicos sin licitar.

El Pacaya ha mantenido una actividad constante durante 49 años en Guatemala, según registros del Instituto de Vulcanología, pero sólo en seis ocasiones ha dado muestras de gran poder.

La actividad de este bello volcán -de dos mil 552 metros de altura- no es la primera este año en Guatemala. El 26 de abril el volcán Santiaguito, 206 kilómetros al oeste de la capital, se reactivó y lanzó arena y ceniza.

En Guatemala hay unos 288 volcanes, de los cuales ocho han reportado actividad.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles