Weekly News

Buscan sobrevivientes de "Agatha"; hay 144 muertos

1 de junio de 2010.

CIUDAD DE GUATEMALA (Agencias).? El sol volvió a alumbrar ayer discretamente en Guatemala y sólo en algunas zonas de la costa sur caían ligeras lloviznas, mientras en regiones rurales cuerpos de rescate trataban de hallar sobrevivientes de los estragos causados por la tormenta tropical Agatha, que descargó fuertes lluvias el fin de semana desbordando ríos y provocando deslaves que dejaron al menos 144 muertos.

En Guatemala, la nación más afectada con al menos 120 muertos, 54 desaparecidos y más de 80 mil personas evacuadas, socorristas batallaban ayer con el difícil terreno cenagoso, además de la falta de herramientas y maquinaria para recuperar cuerpos, enterrados también entre piedras y troncos.

?Equipo para búsqueda tenemos únicamente el convencional como palas, piochas (picos) porque no contamos con una maquinaria para poder hacer las excavaciones?, dijo a Reuters Mario Cruz, de Bomberos Voluntarios, uno de los principales cuerpos de rescate del país.

?La gente está desesperada buscando a sus familiares desaparecidos. Una quinta parte de las casas están anegadas de lodo. Ya hemos encontrado 13 cadáveres?, dijo Rony Véliz, portavoz de los Bomberos Voluntarios de Ciudad Vieja.

En Honduras murieron 15 personas, la mayoría fueron arrastradas por corrientes de ríos que se salieron de sus cauces, y más de 3 mil 600 estaban evacuadas, mientras que El Salvador registraba nueve fallecidos y más de 10 mil personas damnificadas.

?Estamos trabajando sin descansar desde que comenzó la emergencia (la noche del viernes), pero el principal obstáculo es llegar a las aldeas porque los caminos están partidos?, agregó Cruz. Uno de los cruces fronterizos entre Guatemala y El Salvador fue cerrado debido a que un río rompió un puente que une ambos países, informaron ayer las autoridades.

Agatha tocó tierra el sábado como la primera tormenta tropical de la temporada de huracanes 2010 del Pacífico en la frontera entre Guatemala y México, pero por la noche fue degradada a depresión tropical, dejando a su paso cortes de energía eléctrica, inundaciones y numerosos daños a la infraestructura.

Ayer la tormenta prácticamente se había disipado y el clima tendía a mejorar en la región.

?He perdido todo, menos mis dos perros?, dijo un hombre sentado frente a las ruinas de su casa de madera, en las afueras de Ciudad de Guatemala. Otro hombre dijo que vio cómo el río se llevó a su esposa y a sus dos hijas mientras trataban de cruzarlo para llegar a una zona más segura.

Las regiones más afectadas hasta ahora son el departamento de Chimaltenango y la capital del país centroamericano, que ya estaba en alerta por la erupción del volcán Pacaya.

?En algunos lugares donde tenemos inundaciones ha sido difícil llegar, pero creemos que en el transcurso de este lunes llegaremos a estas poblaciones aisladas?, dijo David de León, portavoz de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred). Las súplicas de ayuda que por teléfono y mediante las radios locales realizan los damnificados no cesan, mientras las autoridades aseguran que ?todo está bajo control?.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles