Weekly News

Muerte de joven tensa relación de México y EU

9 de junio de 2010.

DISTRITO FEDERAL. El presidente Felipe Calderón Hinojosa refrendó la “enérgica condena” del gobierno mexicano por la muerte del adolescente Sergio Adrián Hernández Güereca en las inmediaciones del Puente Internacional Paso del Norte, en Ciudad Juárez, “cuando un oficial de la Patrulla Fronteriza disparó contra un grupo de migrantes”.

Al rechazar el uso “desproporcionado” de la fuerza por parte de autoridades migratorias estadounidenses, la Presidencia de la República se comprometió a utilizar todos los recursos a su alcance para proteger los derechos de los connacionales.

En un comunicado emitido anoche, dijo que el Ejecutivo federal instruyó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) solicitar al gobierno de EU investigue a fondo lo sucedido y castigue a los responsables. La cancillería mexicana, por su parte, brinda atención a los familiares.

En respuesta, el Departamento de Estado de Estados Unidos confirmó y lamentó la muerte del adolescente mexicano en la frontera común. Dijo que el incidente del lunes ocurrió después de que agentes de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) fueron llamados por el cruce de migrantes indocumentados por la entrada “Paso del Norte”.

Los agentes, según informes, fueron atacados con piedras por un “número indeterminado” de personas y, durante el enfrentamiento, un agente disparó su arma y mató a uno de los sospechosos.

Relaciones Exteriores de México cuestionó la actuación de los agentes estadounidenses al indicar que “el uso de armas de fuego para repeler ataques con piedras representa un uso desproporcionado de la fuerza, particularmente proviniendo de autoridades que reciben un entrenamiento especializado en la materia”.

Recordó que los estándares internacionales aceptan el uso de la fuerza letal solamente cuando existe peligro inmediato para la vida de las personas y “no como medida disuasiva”.

Anunció que pedirá a Estados Unidos revisar los protocolos de actuación del personal asignado en la zona fronteriza, ya que “la creciente frecuencia de este tipo de hechos refleja un preocupante incremento en el uso excesivo de la fuerza”.

Los casos de mexicanos muertos o heridos por el uso de la fuerza de las autoridades migratorias de Estados Unidos se han disparado: de los 34 casos registrados de 2008 a la fecha, 50% han ocurrido en lo que va de este año, reveló la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El embajador estadounidense en México, Carlos Pascual, aseguró que existen garantías plenas de que los recientes crímenes de migrantes mexicanos ocurridos en la línea fronteriza serán investigados “con transparencia y recibirán justicia”.

El diplomático sostuvo en entrevista que la muerte del adolescente en Juárez es investigado por el Buro Federal de Investigaciones (FBI): “En este punto no hemos llegado a una conclusión sobre como pasó o qué paso”.

Familiares insistieron ayer en distintos medios de comunicación que Sergio Adrián era un estudiante de secundaria, sin adicciones, que estaba en el lugar luego de ir a pedir dinero a uno de sus hermanos, que trabaja de maletero, para sus estudios. Denunciaron que con balazos fue agredido estando del lado mexicano.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles