Weekly News

Rescatan a un general, a un coronel y a un sargento secuestrados hace casi 12 años por las FARC

14 de junio de 2010.

La liberación ayer en una espectacular operación de rescate del general de la Policía Luis Mendieta, del coronel Enrique Murillo y del sargento del Ejército Arbey Delgado Argote, secuestrados hace casi doce años por las FARC, constituye el más reciente golpe a las FARC, por el gobierno Álvaro Uribe, el presidente que ha sido la bestia negra para el terrorismo guerrillero en Colombia.

Los tres uniformados fueron rescatados en las selvas del sureño departamento del Guaviare, donde en julio de 2008 en otra operación militar, denominada “Jaque”, pudieron ser liberados quince rehenes, entre ellos la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt y tres estadounidenses.

“Acabamos de rescatar al general Mendieta, quien estaba secuestrado por los terroristas de las FARC” y “está sano y salvo en poder de las Fuerzas Armadas”, dijo el mandatario colombiano, Álvaro Uribe, desde Quibdó, capital del noroccidental departamento del Chocó.

Mendieta es el policía de más alto rango secuestrado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y uno de los más antiguos en poder de esa guerrilla.

Las FARC tomaron cautivos al general Mendieta y al mayor Murillo el 1 de noviembre de 1998 durante la incursión guerrillera a la ciudad de Mitú, en el departamento del Vaupés, fronterizo con Brasil, que se saldó con 43 muertos, entre militares, policías y civiles, así como 47 heridos y 61 secuestrados.

A Delgado Argote lo plagiaron en la toma a la base antinarcóticos de la localidad de Miraflores, Guaviare, en 1998.

“Llantos de felicidad”. Los familiares de los oficiales rescatados ayer recibieron entre felicidad y sorpresa la noticia.

“Dios escuchó mis oraciones”, fueron las primeras palabras de María Teresa Mendieta, esposa del general, quien relató a los medios colombianos que supo de la noticia cuando unos policías llegaron gritando a su vivienda que su marido había sido liberado.

“Tenía mi celular en silencio cuando sonó el citófono y el portero me dijo que habían liberado a mi esposo. Ahí mismo me comenzaron a llamar de todas partes”, afirmó María Teresa, quien se reconoció a sí misma como “la mujer más feliz del mundo”.

Precisamente, el general Mendieta cumplió ayer 53 años, por lo que su esposa comentó que “anoche le estábamos celebrando el cumpleaños, pero se lo voy a celebrar en mi casa, estoy feliz”, exclamó y añadió que sus hijos “están que se mueren de la emoción”.

En el seno de la familia del coronel Murillo, su rescate fue recibido con un “llanto de felicidad”, según explicó su hijo de once años, Leonardo. “Me enteré por mi abuelito, que dijo que prendiéramos el televisor y la radio. Mi mamá y yo recibimos la noticia con llanto de felicidad”, sostuvo.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles