Weekly News

Policía única, reto que puede lograrse: Carlos Pascual

16 de junio de 2010.

No han sido días fáciles para Carlos Pascual, el embajador de Estados Unidos en México.

En las últimas semanas el asesinato de dos mexicanos a manos de fuerzas policiales de su nación parecen tener secuestrada la relación bilateral.

Pascual lamenta las muertes de Sergio Adrián Hernández y de Anastasio Hernández. Promete una investigación a fondo en ambos casos y que se hará justicia. Pero también demanda que el gobierno mexicano no se anticipe a señalar responsabilidades hasta que concluyan las averiguaciones.

Rechaza que en Estados Unidos se haya generalizado un sentimiento “antimexicano”, por lo que, dijo, más allá de estos casos México y la Unión Americana deben trabajar en la amplia agenda bilateral que les permita avanzar en los intereses de los ciudadanos de ambos lados de la frontera.

En entrevista con EL UNIVERSAL dice que es necesario seguir en una ofensiva directa contra los cárteles de la droga y que la creación de la policía única “es un reto difícil, que va a tomar tiempo, pero que se puede lograr”.

El embajador reconoce la preocupación que algunos sectores de su país tienen de que la violencia que se vive en la frontera pueda cruzar la línea divisoria, aunque por el momento la intranquilidad de su gobierno se centra en los lazos que mantienen los cárteles con las pandillas que tienen operaciones en 100 ciudades estadounidenses, en las que distribuyen drogas y representan una “amenaza que confronta a nuestros jóvenes y su seguridad, y la seguridad de nuestas comunidades”.

Ante las críticas a medidas como la creación de la policía única, ¿para ustedes es la estrategia adecuada?

El objetivo principal tiene que ser avanzar en el estado de derecho en México, y para hacerlo, en cualquier país una de las partes que es crítica es tener unas corporaciones policiacas que sean efectivas y confiables. En el trabajo que hemos hecho con nuestros homólogos mexicanos hemos atendido la capacitación de la Policía Federal (PF), que ha crecido de 12 mil a más de 32 mil elementos, y en ese proceso hemos apoyado de manera constante con programas de capacitación, con equipo, controles de confianza y compartiendo experiencia profesional.

Pascual asegura que la decisión del gobierno de crear un nuevo modelo policial, conocido coloquialmente como policía única, “lo vemos como el próximo paso para avanzar en la creación de las instituciones que van a ser críticas para mantener el estado de derecho, y desde nuestro punto de vista estamos preparados para apoyarlos..., obviamente la decisión la tiene que tomar el gobierno en cuál dirección va a ir, cuál es el modelo, cómo van a seguir, que se complementa con el fortalecimiento de las reformas al sistema judicial”.

¿El modelo de policía única ha sido cuestionado ante el reto de que se debe combatir la corrupción, los rezagos de las policías locales, es una estrategia de largo plazo?

Es un reto difícil que va a tomar tiempo, pero que se puede lograr.

Después de tener uno de los días más violentos del sexenio, los hechos y algunos sectores apuntan a que la estrategia debe ser modificada y que se trata de una batalla perdida. ¿Para ustedes que ha fallado?

Lo que pasó el viernes pasado es una tristeza para todo México y todos lo lamentamos, porque en cualquier lugar que se mueran 85 personas el mismo día por homicidios es algo que tenemos que lamentar […] Esa es una de las realidades que encontramos el día de hoy, es imposible decirle a la población que la violencia no existe, porque entonces te dirían que no vives en el mismo país, que no conoces la realidad”.

Aunque Pascual señaló: “Lo que hemos visto en nuestras contrapartes es que no están y no han estado satisfechos con una estrategia que sea estática, han reconocido que se debe tener una dinámica en la estrategia.

“Creo que es muy difícil para la población y doloroso que mientras se empiezan a implementar estas evoluciones en la estrategia, todavía seguimos viviendo con unas realidades que se han desarrollado sobre el tiempo, cómo es que funcionan los cárteles y las pandillas y cómo es que se han extendido en ciertas comunidades, entonces tenemos estas realidades duales.

“Yo creo que las dos realidades pueden existir juntas, que tenemos esta violencia y que también estamos atendiendo, mejorando y también implementando las capacidades”.

La percepción es que la estrategia no está funcionando, algunos sectores critican la ofensiva directa, ¿había que asumir este riesgo de enfrentar al crimen como se hizo?

Sabemos que es necesario, la delincuencia quiere la capacidad de correr sus negocios ilegales que son el tráfico de drogas, la extorsión, el robo, el cobro de piso, el secuestro. Entonces, cuándo es el tiempo propicio para tratar de combatirlo, contenerlo y crear las capacidades para hacer lo opuesto, mantener el estado de derecho; creo que no hay un día que sea mejor que hoy, ayer o antes, porque entre más tiempo tengan se van a infiltrar más en las sociedades, y el dinero que está involucrado son miles de millones de dólares y tienen la capacidad de utilizarlo para comprar las alianzas de figuras que los puedan ayudar.

Carlos Pascual dejó en claro que “en Estados Unidos hemos apoyado completamente el concepto y la idea del esfuerzo que está haciendo la administración del presidente Felipe Calderón Hinojosa […] he encontrado cuando hablo con los legisladores aquí en México, que no es solamente un reto y un punto de vista del PAN y del Presidente, lo que veo con el PRI, con sus líderes como Beatriz Paredes y Manlio Fabio Beltrones, hasta con muchos líderes del PRD, que le siguen dando énfasis a que esto es una amenaza contra la población mexicana y el hemisferio”.

Para el embajador no hay opción frente al narco y el crimen, “tenemos que hacer todo lo posible para confrontarlo, y tenemos que estar preparados, no puede ser una estrategia estática, porque del otro lado siempre tenemos que esperar que los narcotraficantes y los delincuentes siempre también se van a seguir ajustando”.

¿Hay temor en el gobierno y en la población de su país de que la violencia que estamos viendo en zonas como Ciudad Juárez, Chihuahua, donde hay un gran despliegue policiaco, atraviese la frontera?

El temor de la población lo hemos visto y se ve que se juega en nuestro sistema político a nivel federal y local, tenemos senadores y representantes que han dicho que la frontera es más insegura hoy que en cualquier otro tiempo, hay otros que dicen que no, y si vemos el reporte reciente del FBI sobre las 25 ciudades grandes más seguras, cuatro son ciudades fronterizas: San Diego, Phoenix, Austin y El Paso.

Pascual consideró que en su país la primera amenaza que les debe preocupar son los enlaces que existen entre los cárteles de la droga y las pandillas que se extienden de Colombia a América Central, México y en Estados Unidos —en 100 ciudades estadounidenses— que facilitan la venta de droga y son un riesgo para sus jóvenes y la seguridad de las comunidades.

Carlos Pascual también destacó que cuando cualquier país tiene una actividad criminal —con operaciones incluso en empresas legales establecidas en territorio estadounidense—, que tiene un valor que está estimado por la DEA y el FBI del nivel de entre 19 y 29 mil millones de dólares anuales, “te tiene que decir que le está dando fuerza y unas capacidades a grupos criminales que puede ser una amenaza para cualquier país y se puede extender por todo el hemisferio, que es lo que estamos viendo en la actualidad”.

El embajador puntualizó que la amenaza no solamente está en la zona fronteriza, que además “está atorada, la presión que vemos ahí es absolutamente enorme, porque todo el movimiento de comercio y de personas, todo se concentra ahí, y todo lo bueno y todo lo malo que pase entre nuestros dos países por ahí va”, por lo que destacó la estrategia bilateral de renovar la infraestructura e impulsar puertos internos para facilitar el flujo de mercancías y personas de forma legal para crear la frontera del siglo XXI.

¿Pero el proyecto no choca con la idea de seguridad, cuando hay un sentimiento antiinmigrante creciente en la zona fronteriza norte, ante casos como las muertes de los dos mexicanos ocurridas en días recientes?

Los dos incidentes han capturado la atención de todo México y aquí hay ciertas cosas que son básicas. Primero, todos tenemos que extender las condolencias a las familias y compartir con ellas las tristezas de estas muertes […] se tiene que hacer una investigación en los dos lados, se están haciendo y tienen que ser completas y transparentes, creíbles, y de ahí se tiene que partir a cómo vamos a seguir, cuál sería el otro paso.

¿Hay un clima contra los mexicanos en Estados Unidos?

Yo creo que es casi imposible decir que generalmente en Estados Unidos hay un clima antimexicano, hay en algunos lugares un clima muy favorable para los mexicanos en donde se les han dado muchas oportunidades y son parte central de nuestras comunidades y siguen avanzando […] han llegado indudablemente a los éxitos más grandes en nuestro país.

Obviamente también hay tensión y actitudes que son generadas muchas veces por miedo y falta de entendimiento y eso es lo que se tiene que combatir, dijo el embajador.

El gobierno de México ha definido que los agentes de la Patrulla Fronteriza han recurrido a un uso excesivo de la fuerza. ¿qué respondería usted al respecto?

Que lo que tenemos que hacer antes de llegar a conclusiones es seguir con la investigación, dejar que funcionen, que las recomendaciones y basadas en esas recomendaciones ahí definir la estrategia a seguir, porque si empezamos a definir la estrategia antes sin tener el proceso judicial y legal, entonces podemos ver que nos cuestionen las decisiones que se tomen.

Tenemos que poner, antes de llegar a conclusiones específicas, todo eso dentro de los parámetros de los procesos legales y judiciales para respetar esa parte también.

Legisladores mexicanos han pedido que el gobierno solicite la extradición del agente de la Patrulla Fronteriza que mató al joven Sergio Hernández en Ciudad Juárez, Chihuahua, ¿eso es posible?

Hay un tratado entre México y Estados Unidos sobre la extradición y tiene criterios del tipo de evidencia que se tiene que submitir, los procesos que se tienen que cumplir y todo debe ser basado en investigaciones, entonces realmente hasta completar las investigaciones, tener la evidencia y saber si puede cumplirse con el tratado que existe entre los dos países, realmente es difícil comentar.

¿Es cierto que hay un temor en Washington de que el próximo presidente de México no coopere en la lucha contra las drogas como lo ha hecho el actual?

Yo he hablado con todos los partidos aquí en México, y he encontrado que lo mismo en el PAN, el PRI y partes del PRD se entiende que la delincuencia organizada es una amenaza al país y a la ciudadanía, obviamente hay diferencia en México de cómo se conduce la estrategia contra la delincuencia, pero hemos encontrado que los legisladores de todos los partidos son serios y quieren cooperar y trabajar juntos, y lo vimos este fin de semana donde tuvimos a legisladores de diversos partidos y en ninguna circunstancia se oyó que se debía cambiar la estrategia entre México y Estados Unidos [...] me anima que lo mismo que hay diferencias entre políticos y partidos aquí en México, lo que sí vemos es que hay un punto de vista de que la delincuencia es algo que amenaza a la población mexicana, que es una amenaza contra el hemisferio y tenemos que trabajar conjuntos y están comprometidos a seguir esa cooperación a largo plazo...”.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles