Weekly News

Militares mataron a los niños Almanza: CNDH

17 de junio de 2010.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló que los niños Martín y Brayan Almanza, de 9 y 5 años de edad, respectivamente, murieron por el fuego directo y discrecional de militares y no por fuego cruzado contra la delincuencia organizada, como sostuvo la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena)

Luego de realizar investigaciones mediante solicitudes de información, entrevistas, visitas al lugar de los hechos y fotografías, la CNDH concluyó que el pasado 3 de abril, en la carretera Nuevo Laredo a Reynosa, los militares adscritos al Tercer Regimiento Blindado nunca le marcaron el alto para una revisión a la camioneta en que viajaban los menores Almanza y otras 11 personas.

En conferencia de prensa, el ombudsman nacional, Raúl Plascencia, dio a conocer que la comisión emitió la recomendación 36/2010 dirigida a la Sedena y la PGR por el caso de los niños Almanza, en el cual observó violaciones a los derechos humanos, a la vida, a la integridad y seguridad personal, al trato digno, al acceso a la justicia, a la legalidad, a la seguridad jurídica, así como un indebido levantamiento de indicios y no se preservaron las evidencias, lo que constituye una violación al derecho humano y a la información veraz para el acceso a la justicia.

De acuerdo con testimonios recogidos por la Comisión –señala la recomendación–, la camioneta en que viajaba la familia no llevaba otros autos adelante ni atrás. La visibilidad era clara y la camioneta familiar disminuyó la velocidad y bajaron los cristales.

En ese momento un militar le dio el paso e inmediatamente comenzaron a dispararles, por lo que los ocupantes del vehículo huyeron al monte hasta que encontraron una casa en un rancho donde les brindaron auxilio, no como menciona la Sedena acerca de que militares les brindaron apoyo.

Indicó que los impactos de arma de fuego que tenía la camioneta en la parte delantera fueron realizados una vez que este vehículo ya estaba desocupado. “Hicieron uso arbitrario de la fuerza pública”, enfatiza la recomendación de la CNDH.

En ese sentido, la recomendación a la Sedena indica que repare los daños e indemnice a los familiares de Brayan y Martín. Que se reparen los daños físicos y psicológicos a los sobrevivientes y que los elementos del Ejército sean sometidos periódicamente a exámenes toxicológicos y psicológicos.

En cuanto a la PGR, en la recomendación se le pide que tome en cuenta el trabajo de la CNDH para la debida integración de la averiguación previa, así como que reconozca a la familia y los dos menores muertos el carácter de víctimas del delito, de manera que tengan acceso a todos los derechos que les otorga la legislación, y que se investigue a las personas que alteraron el lugar de los hechos.

Cabe recordar que Brayan Almanza murió luego de recibir impactos de bala en el cráneo, tórax y abdomen, mientras que Martín recibió impactos en la espalda.

“La versión que sostiene que los hechos tuvieron como origen un enfrentamiento entre elementos militares, quienes iban con dirección a Nuevo Laredo, y varias camionetas donde viajaban presuntos miembros de la delincuencia organizada con dirección a Ciudad Mier, a la altura del kilómetro 117, es incompatible con el resultado que arrojan las evidencias obtenidas por esta Comisión Nacional”, señaló el ombudsman.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles