Weekly News

Una de cal y otra de arena

18 de junio de 2010.

Huérfana por la expulsión de Klose con una hora por delante, Alemania no estuvo a la altura de las expectativas que generó ante la bisoña Australia, ante la que desplegó el mejor juego del Mundial, y concedió una dolorosa derrota que resucita a Serbia. El cuadro de Antic maquilló el bacatazo frente a Ghana, fruto de un penalti absurdo de Kuzmanovic, una acción que ayer prácticamente calcó Vidic, al que le dio por tocar el balón también con la mano. Aunque la escuadra balcánica confirmó que es de las pocas capaces de tropezar con la misma piedra, se mostró sobria y serena frente a los empellones que llegaron de las botas de Podolski y las internadas de Özil y Müller.

La falta de puntería de los cachorros alemanes dio vidilla al cuadro plavi, que anotó el único gol del encuentro a los 38 minutos, uno después de que Klose, tras ver la segunda amarilla, se fuera a la calle. Jovanovic, el principal goleador del equipo en la fase de clasificación, empalmó un centro de Krasic que Zigic le dejó muerto en el área chica. La respuesta germana no se hizo esperar y antes del descanso Özil, Khadira y Müller rozaron el empate, pero el larguero y Kolarov, bajo los palos, evitaron la igualada.

Aunque insistió de lo lindo y llevó la manija del duelo en la segunda parte, Alemania no encontró la forma de superar la última línea serbia, la de mayor envergadura de la Copa del Mundo. Podolski cruzaba demasiado sus remates, Müller no anda fino... El prometedor delantero del Bayern ni siquiera sacó provecho de la disparatada mano de Vidic en el área. Su lanzamiento desde los 11 metros lo detuvo Stojkovic, un especialista en la materia, algo que ningún alemán padecía desde Hoeness 36 años atrás.

La parada del arquero del Wigan animó al conjunto balcánico, al que beneficiaron las prisas de Alemania. Sin embargo, no supo cerrar el marcador: Zigic remató al travesaño un centro milimétrico de Krasic, de principio a fin espléndido por su orilla. Su repertorio buscando los espacios y jugando entrelíneas devolvieron la vida a Serbia, que falló ante Ghana y respondió cuando más difícil lo tenía. Justo al revés que Alemania.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles