Weekly News

Queman vivos a 14 pasajeros de un autobús en El Salvador; detienen a siete de los pandilleros

22 de junio de 2010.

El Salvador amaneció ayer conmocionado por dos ataques de pandilleros contra autobuses en la periferia de San Salvador que dejaron 17 muertos.

La Fiscalía General confirmó que fueron 14 los cuerpos calcinados que recuperaron ayer por la madrugada del autobús al que desconocidos prendieron fuego en el municipio de Mejicanos, en el norte de la capital salvadoreña, un sitio asediado por las pandillas.

El hecho ocurrió minutos después de que en una calle cercana sujetos armados atacaran otro vehículo del transporte colectivo en el que murieron dos niños y un hombre por disparos.

El ministro salvadoreño de Seguridad, Manuel Melgar, detalló que el incendio del vehículo se produjo en momentos en que policías perseguían a los presuntos implicados en el ataque con armas de fuego al otro autobús.

“Es un hecho planificado, ya no se trata de delincuencia común, sino de hechos verdaderamente de terrorismo”, consideró Melgar.

Siete detenidos. Por su parte, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, anunció la detención de siete presuntos pandilleros de la Mara 18 por su presunta participación en el ataque contra los dos autobuses, hecho que calificó de “terrorismo puro”.

“A mí realmente me estremece el acto de ayer, no tiene comparación con otros actos”, es un hecho que “busca generar terror en la ciudadanía”, indicó Funes, aunque al ser consultado sobre la posibilidad de que este crimen inédito obligue a promover penas más duras el mandatario indicó que su gobierno “no es reactivo”.

El primer presidente de izquierda en el país consideró que “no es a través de soluciones de fuerza” como se va a combatir el crimen del país, que deja a diario entre 11 y 13 asesinatos, crímenes principalmente atribuidos a las pandillas o a bandas del crimen organizado.

Añadió que su gestión también apuesta por la prevención para “desmontar las causas de la delincuencia” que, aseguró, se debe a motivos estructurales relacionadas con la pobreza y la exclusión social.

Consideró que quienes realizaron los crímenes “no tienen valores, han perdido el valor a la vida, el respeto a la vida”.

“El Estado no ha colapsado”. “Necesitamos hacer un esfuerzo más de fondo para reconstruir el tejido social”, dijo.

“Lo primero que hay que hacer es no desesperarse y no caer en el error de que el Estado ha colapsado, y que el crimen organizado tiene más capacidad que las fuerzas de seguridad pública”, sostuvo Funes.

Esta es la primera vez que delincuentes incendian una unidad del transporte colectivo con los pasajeros dentro.

El sector de transportistas cuenta en lo que va del año unos 80 asesinatos de trabajadores y 15 vehículos quemados, supuestamente por la negativa de los empresarios a pagar extorsiones a grupos criminales.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles