Weekly News

La opinión de:
Karla Erika Donjuan Callejo
El efecto del Mundial de Fútbol: un incentivo en la economía local

22 de junio de 2010.

En momentos de recesión económica se requieren incentivos para hacer crecer la demanda agregada, estimular el consumo y la inversión.

El Gobierno tiene diferentes instrumentos de política monetaria y fiscal para lograr incentivar estas variables. Pero hasta este momento ninguno había sido tan efectivo como el Mundial.

Ante la crisis de inseguridad y los problemas económicos que atraviesa nuestra ciudad es importante destacar como influye positivamente el Mundial y las expectativas positivas de los habitantes ante la algarabía de los partidos de México.

Es un efecto interesante, sencillo, pero que puede ser explicado por la ciencia económica: las familias son un agente económico importante, que se mueven en base a incentivos, en momentos de crisis existe desempleo y por tanto el ingreso de las familias disminuye haciendo que se contraiga su consumo, además si adicionamos la inseguridad que se vive en la ciudad, las expectativas de la población son negativas, lo que todavía hace que disminuyan aún más su consumo, por prevención al riesgo.

Por tanto, las ventas de las empresas locales disminuyen.

Ante esta situación el Mundial de Fútbol se convierte en un acelerador económico, pues inyecta en las familias expectativas positivas, lo que estimula su consumo. El primer sector económico beneficiado son los negocios directamente relacionados con el evento, lugares donde puedes verlos como restaurantes, bares, porque la población acude a ellos para ver los partidos en compañía de sus amigos, compañeros de trabajo y/o familia.

Pero lo interesante de este efecto es que no sólo estos sectores se ven beneficiados del efecto del mundial ya que también las tiendas de autoservicio, tiendas de abarrotes, tiendas de ropa, y lugares de entretenimiento reportan incrementos en sus ventas que puede ser directamente relacionado con lo que sucede en Sudáfrica.

Hace poco una Maestra Universitaria (colega) me decía que no entendía como se podía detener el trabajo y las escuelas para ver el partido, que eso representaba la poca cultura que teníamos como paín de s.

Les confieso que hace algunos años hubiera tal vez apoyado su postura, que sin duda alguna respeto, pues estoy segura que muchas otras personas coinciden con ella.

Pero hoy en día tengo otra opinión, creo que este mundial de futbol es un incentivo económico y social que no debe de ser despreciado, si no al contrario, debemos verlo como un estimulante económico y generador de expectativas positivas que dado el ambiente que hemos vivido los últimos dos años de crisis de inseguridad y recesión económica, yo digo “Bienvenido sea el Mundial”.

*Economista, Docente y Empresaria.
Colaboración de http://www.elmonetario.com.mx



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles