Weekly News

Los cárteles apuestan al exterminio

24 de junio de 2010.

Ciudad Juárez, Chih.- Las ejecuciones masivas en Chihuahua, particularmente las perpetradas en barrios marginados y clínicas de rehabilitación de Ciudad Juárez, no se detendrán hasta que alguno de los grupos del narcotráfico que se disputan la plaza los cárteles de Sinaloa y de los Carrillo Fuentes considere que logró la extinción completa de su rival.

A esa conclusión llegó la Secretaría de la Defensa Nacional en el informe Causas y efectos de ejecuciones en la frontera, elaborado en mayo pasado y entregado a la Presidencia de la República.

En el caso de Nuevo León y Tamaulipas, según el instituto castrense, la política de exterminio es entre el cártel del Golfo y Los Zetas, a través de comandos armados y lucha directa.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) determinó que las matanzas en centros de rehabilitación y de reunión de jóvenes en Ciudad Juárez, Chihua-hua, obedecen a "acciones de exterminio entre el cártel de Sinaloa y el de Juárez", indica un informe elaborado para el presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa.

En mayo pasado, el Ejército mexicano elaboró el informe bajo el título Causas y efectos de ejecuciones en la frontera, en donde se precisa que "las acciones delictivas en los Centros de Rehabilitación de Ciudad Juárez y la ciudad de Chihuahua" obedecen a un exterminio entre organizaciones delictivas.

Consideran que las "masacres" no cesarán hasta que alguno de los cárteles del narcotráfico Sinaloa o Juárez prevalezca y considere que logró la extinción completa de su competidor.

La información de la Secretaría de la Defensa, basada en declaraciones "de la investigación de hechos de detenidos por la matanza de 15 jóvenes en la colonia Salvarcar, Ciudad Juárez, Chihua-hua", establece que ambas organizaciones utilizan a "informantes o halcones con actividades delictivas que indican domicilios, casas o lugares de reunión de jóvenes o personas que, sin comprobación de pertenecer a organizaciones delictivas, ejecutan por orden de exterminio".

Los militares mencionan que los informantes o halcones, pueden ser cualquier persona, desde taxistas, vendedores informales, boleros, hasta oficinistas que informan sobre reuniones de jóvenes en lugares exactos, y sin constatar la adherencia a alguno de las organizaciones del narcotráfico son asesinados.

La información castrense revela que los cárteles de Sinaloa y Juárez operan a través de sus brazos ejecutores. El primero bajo la organización denominada Nueva gente nueva, mientras que la segunda actúa bajo el grupo delictivo llamado La línea.

Se indica que en el caso de la lucha entre las organizaciones de Sinaloa y Juárez, Chihuahua representa el punto de mayor confrontación y de dominio por razones históricas, debido a que esa entidad y en particular Ciudad Juárez ha sido el bastión del cártel de los Carillo Fuentes.

Los brazos ejecutores de las organizaciones criminales dedicadas al trasiego de droga han actuado de forma masiva contra jóvenes, al sostener en sus acciones que estos se han agrupado en los últimos diez años en "pandillas", que han sido reclutadas por el crimen organizado.

El instituto castrense también menciona el incremento de la inseguridad y violencia en Nuevo León y Tamaulipas, a diferencia de lo que ocurre en Chihuahua, se precisa que en esas dos entidades el exterminio entre el cártel del Golfo y Los Zetas es a través de comandos armados por confrontación directa. Los puntos de mayor conflicto por la disputa de las organizaciones criminales en Tamaulipas es la llamada frontera chica, y los municipios colindantes con Nuevo León, incluyendo Monterrey.

En el caso de Tamaulipas, se menciona que los municipios con mayor número de enfrentamientos, ejecuciones directas y levantones se dan en Ciudad Río Bravo, Ciudad Mier, Ciudad Hidalgo, Reynosa, Guerrero, y Miguel Alemán. Cabe recordar que en el caso de las ejecuciones en centros de rehabilitación para adictos en Ciudad Juárez, Chihuahua, ha cobrado la vida de por lo menos 70 personas desde 2008.

El mayor número de personas se ha dado en lugares para la rehabilitación de adictos como Centro Fe y Vida en la capital de Chihuahua, donde fallecieron 19 personas; en El Aliviane, donde fallecieron 17, y el centro Opcion y Vida, donde ejecutaron a diez más, estos últimos centros de Ciudad Juarez.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles