Weekly News

Perecen 13 personas arrolladas por un tren en España; la mayoría, latinos

25 de junio de 2010.

Un saldo de 13 muertos, en su mayoría jóvenes latinoamericanos, dejó ayer un accidente cuando decenas de personas fueron arrolladas por un tren en la estación de Castelldefels, en Barcelona, en el noreste de España, lo que dejó también a 14 lesionados de gravedad, informaron las autoridades al señalar que este percance ferroviario es el más grave ocurrido en el país desde 2003 y que ha conmocionado a la sociedad.

De acuerdo con las primeras investigaciones, las víctimas fueron arrolladas por el convoy cuando descendían de un tren para acudir a la playa a celebrar la verbena de la Noche de San Juan.

El grupo cruzaba la vía férrea por un lugar indebido sin percatarse de la llegada de un tren de alta velocidad, que no tenía parada en la estación y que se desplazaba a una velocidad de 140 kilómetros por hora.

De las 13 víctimas mortales, ocho ya están identificadas, siete hombres y una mujer; mientras que de los cinco restantes, cuya identidad aún se desconoce, la consejera de Justicia de la Generalitat, Montserrat Tura, dijo que se trata de dos hombres y otras tres mujeres.

Presumiblemente la mayoría de los fallecidos son latinoamericanos, en su mayoría ecuatorianos, aunque también hay colombianos y bolivianos, reconoció Montserrat Tura.

IMPRUDENCIA. El presidente del gobierno regional de Cataluña, José Montilla, atribuyó la tragedia a un “gesto de imprudencia” de las víctimas, al atravesar directamente las vías para dirigirse a la playa en lugar de hacerlo por un paso subterráneo de la estación.

La indagatoria judicial sobre la tragedia determinará si el paso subterráneo fue suficiente para absorber a la gran cantidad de viajeros que descendieron en la estación, al parecer unos 700, y si el cierre de la pasarela superior existente, de titularidad municipal, fue uno de los motivos por los que los fallecidos optaran por atravesar las vías.

TESTIMONIO. Marcelo Carmona, un boliviano testigo del trágico accidente, aseguró que el paso subterráneo de la estación de Castelldefels estaba en ese momento “abarrotado” y que, pocos segundos antes del siniestro, hubo una “oleada de gente que se lanzó a las vías” para ir a la playa a celebrar la verbena.

“Se escuchó el claxon del tren varias veces y en tres segundos se llenó todo de cadáveres, hubo muchos gritos y mucha angustia”, resaltó.

Por el momento, las autoridades no han facilitado ninguna identidad de las víctimas, en espera de comunicárselo primero a las familias de los fallecidos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles