Weekly News

Cadena humana contra petroleras

28 de junio de 2010.

Cientos de personas, incluido el gobernador de Florida, unieron ayer sus manos en una enorme cadena humana sobre una franja de playa manchada por petróleo, como parte de una manifestación internacional contra la perforación de pozos petroleros en alta mar.

Protestas semejantes se realizaron en playas de todo Estados Unidos y en varias partes del mundo, en una jornada que los organizadores llamaron “Manos a lo ancho de la arena”. Los manifestantes también expresaron su apoyo al uso de alternativas limpias a los combustibles fósiles.

El gobernador Charlie Crist regresó a Pensacola Beach, la playa donde caminó con el presidente Barack Obama sobre la arena blanca, el 15 de junio. Eso fue antes de la llegada, la semana pasada, de masas de crudo del pozo operado por British Petroleum (BP) en el golfo de México, cerca de la costa de Louisiana.

El desastre, así como las consecuencias para BP, con sede en Londres, lideraron la agenda del primer encuentro entre Obama y el nuevo primer ministro británico, David Cameron. BP recuperó el viernes cerca de 24 mil 550 barriles desde el pozo dañado, que se encuentra 1.6 kilómetros bajo la superficie oceánica.

Así, la cifra total capturada de los sistemas de contención quedó en 413 mil barriles, dijo BP. Pero varios miles de barriles siguen filtrándose al mar cada día.

En alerta por huracanes

El inicio de la temporada de huracanes empeora la situación, pues podría frenar los esfuerzos por controlar el vertido. Los vientos fuertes y sostenidos en la costa también podrían llevar la gigantesca mancha de crudo a las orillas con más ferocidad que la vista hasta ahora. Pero al menos por ahora, la primera tormenta de la época, Alex, parece no ser una amenaza.

Las acciones de BP han caído al mínimo en 14 años y su capitalización de mercado sufrió una destrucción de 100 mil millones de dólares desde el desastre, que comenzó el 20 de abril. Obama ha criticado la forma como BP ha manejado las cosas. Pero durante su reunión con Cameron, ambos coincidieron en que nada se gana si la firma británica resulta dañada. “Acordaron que BP debe atender sus obligaciones para detener la pérdida, limpiar el daño y responder a los costos de compensación”, dijo un funcionario británico enterado de las conversaciones.

La compañía dijo que ha pagado 2 mil 350 millones de dólares hasta ahora en costos de limpieza y compensación.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles