Weekly News

‘Llámale a los federales, me quieren emboscar’

29 de junio de 2010.

La última vez que el cantante grupero Sergio Vega “El Shaka” habló con su manager, Ana Luisa Gómez, fue la noche del sábado y para pedirle auxilio.

“Llámale a los federales, me quieren emboscar”, dijo el artista a su representante, quien, primero, pensó que se trataba de una broma, pero unos cuantos segundos después comprendió que se trataba de algo grave.

Pero el diálogo fue corto porque después de unos ruidos extraños, Gómez perdió comunicación con su amigo.

“Me dijo que lo iban siguiendo, me pidió que le hablara a alguien para que lo ayudaran, pero cuando llegó la ayuda ya era demasiado tarde”, contó en entrevista telefónica Gómez.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa, “El Shaka” perdió la vida el sábado a las 20:45 horas, a causa de cinco heridas de bala, cuando viajaba en un automóvil por las cercanías de la caseta de San Miguel, Municipio de Ahome, en Sinaloa.

En su cuerpo, añadió la dependencia, destacaba un impacto cuyo orificio de entrada fue en la parte posterior de la cabeza y el de salida fue en el ojo izquierdo.

Sergio Vega conducía un automóvil Cadillac, rojo, con placas VYL 1329 de Sonora, y estaba acompañado de Sergio Montiel Ávila, uno de sus asistentes, quien aunque fue herido de bala sobrevivió al ataque, el cual fue perpetrado por los tripulantes desde otro auto.

Ramón Ignacio Rodrigo Castro, subprocurador general de Justicia de la Zona Norte del Estado de Sinaloa, reveló que según la declaración del acompañante del cantante, éste se dirigía a Alhuey, Angostura, donde se presentaría en la feria local.

A un costado de la puerta del automóvil, propiedad de “El Shaka”, se localizaron cuatro casquillos percutidos calibre .9 milímetros, por lo que las autoridades indicaron que fue rematado por los sicarios.

Según los indicios de la dependencia, Sergio Montiel logró escapar de la unidad por lo que no fue asesinado, pero “El Shaka” no pudo quitarse el cinturón de seguridad, lo que fue aprovechado por los delincuentes para asesinarlo a corta distancia.

Sergio Montiel Ávila fue atendido en uno de los hospitales de la ciudad de Los Mochis, Ahome, en donde se encuentra resguardado por elementos de seguridad para evitar un posible atentado.

Hasta el cierre de la edición la Procuraduría General de Sinaloa no ha informado cuál o cuáles serían las líneas de investigación del crimen del grupero.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles