Weekly News

Sin cornadas, el sexto encierro de San Fermín

12 de julio de 2010.

Los toros de la ganadería de Victoriano del Río protagonizaron hoy en Pamplona (norte de España) el encierro más rápido de los sanfermines 2010 y completaron en dos minutos y diecisiete segundos un recorrido salpicado de momentos de apuro, con tres heridos por traumatismos pero sin ningún corneado.

Durante su carrera, los astados de esa ganadería madrileña no hirieron con sus pitones a ninguno de los mozos que, en número inferior a los días anteriores pero también significativo, se dieron cita en este sexto encierro de las fiestas.

Tres corredores sí tuvieron que ser atendidos en centros hospitalarios al sufrir traumatismos de diversa consideración, según indicaron fuentes médicas.

La manada partió a las 06:00 de los corrales de Santo Domingo agrupada y encabezada por los cabestros, y, tras el encuentro con los mozos unos metros más adelante, siguió por ese primer tramo veloz y limpiamente.

Al final de esta cuesta un toro negro tomó todavía más velocidad y se hizo con la cabeza del grupo, pasando, ya separado de sus hermanos, como una exhalación por la plaza del Ayuntamiento y la curva de acceso a Estafeta, donde ni siquiera llegó a chocar contra el vallado.

El resto de la torada salvó también sin mayores problemas este tramo, de forma que enfilaron la calle Estafeta dos bravos que seguían de cerca al adelantado y eran perseguidos por los tres morlacos restantes y los mansos.

La velocidad de los toros madrileños, cuya presencia en Pamplona había despertado expectación al desconocerse su comportamiento en el encierro, posibilitó el lucimiento de los mozos, que se pudieron acercar a las astas, si bien alguno de ellos llegó también a tocar los lomos de los animales pese a estar prohibido.

En el mismo orden discurrió la manada por Telefónica y el callejón, y ya en la Plaza dev Toros el astado que corría adelantado, al abrirse un poco hacia la barrera, fue alcanzado por los dos que le seguían y entraron los tres juntos en chiqueros, seguidos segundos después por sus hermanos.

Estos veloces toros hicieron cumplir el pronóstico de los expertos en esta vfiesta que señalan que cuando el encierro es rápido se producen menos heridos.

Las tres personas trasladadas a centros hospitalarios de Pamplona sufrieron golpes y traumatismos, resultado de los muchos empujones, caídas y atropellos que propició la rápida carrera de esta potente ganadería.

Según informaron los servicios asistenciales, un joven presentaba una luxación en el hombro derecho, otro sufrió un traumatismo en la pierna izquierda y un tercero fue atendido con policontusiones.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles