Weekly News

Derrame de crudo aún no está resuelto: Obama

17 de julio de 2010.

La nueva campana sobre el pozo de petróleo averiado en el Golfo de México, que ha conseguido por el momento poner fin al derrame de crudo en el mar, representa "una buena noticia" pero el problema no está aún resuelto, advirtió ayer el presidente de EU, Barack Obama.

En unas breves declaraciones en la Rosaleda de la Casa Blanca antes de partir con su familia a Maine para un descanso de fin de semana, Obama indicó que por el momento la nueva campana "está conteniendo el petróleo, pero los científicos aún deben llevar a cabo una serie de pruebas" .

Esas pruebas, indicó, deben cerciorarse de que por cerrar el pozo el petróleo no va a empezar a filtrarse por otro lado y crear un problema peor del que ya hay.

Si el resultado de las pruebas recomendara no cerrar el pozo, se usaría la campana como un sistema de contención, a través del cual se trasvasaría el crudo a buques de carga en la superficie marina. Aun en ese caso, la campana permitiría recuperar "todo o casi todo" el petróleo que fluyera hasta que el pozo quedara sellado definitivamente, algo que ocurrirá cuando se termine el pozo auxiliar que BP, la empresa responsable del vertido, perfora. La nueva campana, indicó Obama, tendrá capacidad para recuperar hasta 80 mil barriles de petróleo al día, más de la cantidad que se calcula que se vertía hasta ahora en el mar.

Los científicos calculaban que hasta el cierre del pozo, anunciado el jueves, manaban entre 35 mil y 60 mil barriles diarios.

Obama también adelantó que las tareas de perforación del nuevo pozo "van ligeramente por delante de lo previsto" , aunque advirtió que "no se trata sólo de hacer el agujero" sino también de instalar las piezas para que el ingenio pueda entrar en funcionamiento "y eso es delicado".

Una vez que se haya instalado el nuevo pozo se procederá a una inyección de cemento y lodo pesado para sellar definitivamente el averiado.

PREOCUPA NUEVA GRIETA

Por su parte, un informe del Gobierno de Estados Unidos confirmó que los resultados de las pruebas en el pozo de petróleo averiado en el Golfo de México no son ideales por el momento, pero los exámenes continuarán al menos seis horas más. El coordinador de la lucha contra el vertido en el golfo, el almirante Thad Allen, indicó en su rueda de prensa diaria que la presión que se registra en la nueva campana de contención instalada sobre el pozo no es lo suficientemente alta como para descartar el crudo se esté filtrando por otras grietas, uno de los posibles problemas.

La presión continúa aumentando aunque muy gradualmente, indicó el alto funcionario.

BP está satisfecho BP se declaró satisfecha ayer con los primeros resultados de la operación para detener la fuga de petróleo en el Golfo de México.

El directivo Kent Wells dijo que la presión era favorable dentro de la nueva campana y que no había señales de nuevas fugas.

La alta presión es una señal favorable, ya que una caída sería señal de una nueva fuga, según los ingenieros a cargo de la operación.

BP ha pagado hasta ahora 201 millones de dólares a individuos y negocios por las pérdidas económicas ocasionadas por el derrame en el Golfo de México, informó la empresa.

Más de 32 mil solicitantes obtuvieron uno o múltiples pagos en las últimas 10 semanas.

El mayor número de reclamos vino de pescadores regulares que recibieron 32 millones de dólares, y pescadores de camarón que recibieron compensaciones por 18 millones de dólares.

Cerca de 114 mil reclamos han sido enviados hasta ahora, pero casi la mitad no tienen información suficiente para justificar un pago, dijo la petrolera.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles