Weekly News

Envió Al Qaeda hombre-bomba contra terroristas desertores en Bagdad: mueren 45

19 de julio de 2010.

Al Qaeda no perdona a sus traidores y lo hace como mejor sabe: enviando al “martirio” a uno o varios de sus miembros para que mate al mayor número posible de personas. Ayer lo hizo por partida doble, con el sangriento resultado de 52 muertos y decenas de heridos.

El atentado más grave lo cometió cuando un terrorista suicida, disfrazado con uniforme militar, hizo detonar su cinturón de explosivos en la fila donde ex miembros de esa red terrorista, pasados al bando contrario, hacían fila mientras esperaban su paga frente a un cuartel del ejército iraquí, en la localidad de Al Balesem, al sur de Bagdad. El resultado: 45 muertos y 40 heridos, todos ellos miembros de la milicia tribal sunita Consejos de Salvación, enemiga de los radicales sunitas de la red de Osama bin Laden.

Los heridos, entre los que hay al menos dos militares iraquíes que eran los encargados de entregar la paga, fueron trasladados a los hospitales cercanos de Al Mahmudiya y Al Yarmuk.

Por otro lado, en la provincia de Al Anbar, otro suicida también disfrazado de militar detonó un cinturón cargado con explosivos en la sede de los Consejos de Salvación de la localidad de Al Qaem, con al menos siete muertos.

Sembrado de bombas. Además, al menos tres soldados iraquíes perdieron la vida y otros tres resultaron heridos cuando intentaban desactivar varios artefactos colocados en la casa de un integrante de un Consejo de Salvación en el pueblo de Al Zidan, cerca de Abu Graib.

Asimismo, un ex dirigente de esa milicia, identificado como Amer al Tamimi, y su hermano fallecieron por la explosión de un bomba lapa en el coche donde se trasladaban, también en la zona de Abu Graib.

Los Consejos de Salvación fueron creados en octubre de 2006 como parte de la estrategia del entonces comandante de las fuerzas estadunidenses en Irak, general David Petraeus, en la lucha contra la insurgencia vinculada a la red terrorista Al Qaeda.

Retirada de tropas. Los ataques de ayer ocurren cuando las tropas estadunidenses en Irak se preparan para reducir el número de efectivos desplegados de 140 mil a 50 mil en cumplimiento con el pacto de seguridad firmado entre Washington y Bagdad en 2008, por el que se replegarán totalmente a finales de 2011.

También coinciden con un momento delicado para la vida política de Irak, porque persiste la incertidumbre a la espera de que se forme un nuevo gobierno después de los comicios del pasado 7 de marzo por las discrepancias entre los distintos partidos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles