Weekly News

Luis Miguel está de regreso

19 de julio de 2010.

El típico caso de alguien a quien "se lo tragó la tierra". No se sabía nada de él. Sólo rumores, y por cierto, nada alentadores. "Murió Luis Miguel", se leía en los titulares más amarillistas. "Luis Miguel estaría grave", rezaban los más moderados. Pero lo único real era que un día de abril entró a una clínica de Los Angeles, de la cual nadie lo vio salir. Resulta evidente ahora que, que nadie lo haya visto salir, no significa que no haya salido nunca.

Tres meses después de un absoluto hermetismo en su entorno, se dio a conocer hoy que "Luismi" vuelve a los escenarios, y, para ahuyentar cualquier rumor, hasta salieron a la venta las entradas. Sus primeros recitales luego de esta larga ausencia mediática serán el 15, 17 y 18 de septiembre en el Caesars Palace de Las Vegas.

Los boletos para sus nuevos conciertos, con precios que van de 95 a 250 dólares, saldrán a la venta el sábado, según informó a través de un comunicado de prensa la empresa de publicidad PR Newswire.

La aparición dará un respiro de alivio a sus miles de seguidores, muchos de los cuales se volcaron a las redes sociales de Internet para comentar los rumores de la supuesta hospitalización e iniciar cadenas de oración pidiendo por su salud. Además de las cientos de páginas dedicadas al astro mexicano en Facebook, recientemente los fans crearon una llamada "Pedimos un comunicado de salud", donde sus seguidores latinos pudieron manifestar la necesidad de una respuesta de parte de cualquier allegado al círculo del cantante. Además, en Twitter el tema "Luis Miguel" se mantuvo como trending topic durante todo el mes de abril y principios de mayo, ya que la incógnita se renovaba cada semana.

97 días de silencio

El 13 de abril, se supo que Luis Miguel había ingresado al Hospital Cedars de Los Ángeles. Se decía por esos días que debía realizarse un examen de ADN para confirmar si José Juan Arias, un hombre que asegura ser su padre desde hace años, es su progenitor o no. "El artista estuvo varios días hospitalizado y su hermano Alejandro Basteri ha estado junto a él", dijo por esos días el presentador Raúl de Molina, conductor del programa de Univisión El gordo y la flaca. "No sé si salió del nosocomio o sigue ahí, pero nunca nos vamos a enterar por la confidencialidad que existe en los hospitales con las nuevas leyes de Estados Unidos", fueron sus palabras. Claro está que la confidencialidad se mantuvo. Tanto tiempo que a un mes de esa internación, los rumores sobre la presunta gravedad de la salud del cantante llegaron a afirmar que había muerto y que se estaba ocultando la noticia. Primero se dijo que sufría una infección pulmonar. Luego que el problema era en el estómago. Finalmente, una mala praxis de una cirugía estética y un virus intrahospitalario hacían que su vida se mantenga en la cuerda floja. Todas estos rumores circulaban a discreción por el mundo, ya que nadie en su entorno hacía nada por acallarlos. Twitter fue la principal fuente de comentarios infundados, pero el hermetismo era tal, que no se podía deducir la verdad.

"Mi familia está bien", fue todo lo que atinó a decir Araceli Arámbula, madre de los dos hijos del cantante, al ser consultada por la prensa. Alejandro Sanz, calmó los ánimos vía Twitter asegurando que sabía que el cantante estaba bien.

Finalmente, su cuñado, Leonardo Arámbula, dijo a la prensa mexicana la semana pasada: "Tengo entendido que ya está muy bien". Así, sin negar ni confirmar qué es lo que lo mantuvo alejado de los medios, Arámbula comenzó a poner paños fríos a los rumores. No obstante, sólo cuando se lo pueda ver otra vez en un escenario cantando a viva voz, toda el misterio en torno a su figura llegará a su fin.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles