Weekly News

Guerra contra cárteles de la droga sigue una espiral fuera de control

20 de julio de 2010.

WASHINGTON, DC.-Desde la óptica de Estados Unidos, el ataque con autobomba en Ciudad Juárez anuncia una sofisticación en los métodos de lucha de los cárteles de la drogas que deja en mayor indefensión a los civiles.

De acuerdo con Stratfor, una empresa privada estadunidense de análisis de inteligencia, el ataque del jueves pasado es una "escalada táctica" que muestra lo que algunos grupos de delincuencia organizada en México son capaces de hacer. Y alerta: "Esta continuación del uso de explosivos aumenta la probabilidad de que los civiles se conviertan en daños colaterales".

El ataque ocurrió un día después de que el presidente Felipe Calderón presentara al nuevo secretario de Gobernación, José Francisco Blake, que en Baja California norte logró, según Stratfor, alcanzar un equlibrio y reducir notablemente la violencia en comparación con 2008.

El texto asegura que "la violencia en la cada vez más impopular guerra del gobierno mexicano contra los cárteles de la droga sigue una espiral fuera de control".

Pero sobre el ataque de Ciudad Juárez, la compañía hizo notar que el ataque atribuido al grupo La Línea no fue un atentado como los que ejecuta la resistencia en Irak, pero sí representa una nueva demostración de que "elementos de la delincuencia organizada de México han estado experimentando con la construcción de "Artefactos Explosivos Improvisados" (IED por sus iniciales en inglés) en los últimos meses".

De hecho, el texto puntualizó que como sucede con cualquier fabricante de bombas, al margen de que organización sea, "habrá una curva de aprendizaje".

Peor incluso, como hay una considerable disparidad geográfica entre los lugares donde se sospecha que la delincuencia organizada mexicana ha usado IED, "parece que hay varios aspirantes a fabricantes de bomba" en México.

"Stratfor" recordó que según su información las organizaciones de crimen organizado ya desde febrero y marzo experimentaron con "artefactos explosivos primitivos" en incidentes ocurridos en Nuevo León, Tamaulipas y Oaxaca.

"Esta continuación del uso de IED aumenta la probabilidad de que los civiles se conviertan en daños colaterales", reitera el análisis de Stratfor.

"Parece que La Línea trata de sacar provecho de los informes de los medios que un coche bomba fue utilizado" y en ese sentido, señala el informe, "el uso del término de IED implica una escalada táctica significativa mas allá de la mera colocación de explosivos o granadas dentro de un coche".

Stratfor hizo notar que el secretario de Gobernación es "el rostro de la gobernabilidad del país" y apuntó que en su opinión "el principal objetivo político de la guerra de México contra los cárteles es recuperar el control de la frontera y reducir la en el país a niveles políticamente aceptables".

Washington cooperará Mientras tanto, el gobierno estadunidense informó ayer que hará todo lo que pueda para reducir la violencia desatada en México debido a la guerra contra la delincuencia organizada.

"Tal vez (el carro-bomba) represente una táctica diferente, pero creo que hemos reconocido siempre que, desafortunadamente, estos carteles tienen una enorme cantidad de recursos a sus disposición. Pueden comprar cualquier equipo que deseen", dijo el portavoz del Departamento de Estado P.J. Crowley durante su reunión diaria con periodistas.

"Estamos determinados, trabajando con México, a hacer todo en nuestro poder para reducir esta violencia que afecta no sólo al pueblo mexicano, sino también al nuestro", expuso.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles