Weekly News

Los Gómez Mont somos un muégano

23 de julio de 2010.

La presentadora Inés Gómez Mont regresó a la conducción en la revista matutina, Venga la alegría y ha ocasionado que su competencia de Televisa, el programa Hoy, ajuste contenidos al ver igualado su rating.

Su reaparición fue con el equipo de deportes de Azteca en el Mundial de Futbol en Sudáfrica. Fue en este evento deportivo “donde me encontré con toda mi familia”, dice la conductora a KIOSKO, incluido su tío Miguel Gómez Mont, acusado protagonizar un escándalo tras la derrota del equipo mexicano contra Argentina y que le costó su salida de la Dirección General del Fondo Nacional de Fomento al Turismo.

¿Pudiste encontrarte con tu tío Miguel en Sudáfrica?

Sí, y con toda mi familia, no quiero entrar en detalles, porque luego dicen que estuve, que no estuve, que si hice; y de esos temas no quiero hablar.

¿Has logrado hablar con tu otro tío, Fernando Gómez Mont (tras su salida de la Secretaría de Gobernación)?

Toda la familia estamos bien. Estamos muy unidos, todo lo que ha sucedido nos une cada vez más y te puedo decir que cada uno de los que integra la familia Gomez Mont tendrá mi reconocimiento, mi respeto, pero sobre todo mi cariño”.

Una comunicadora entre abogados

Parecía que Inés Gómez Mont iba a seguir el camino de su padre, un reconocido abogado penalista. Pero se rebeló y dejó la Escuela Libre de Derecho para inscribirse en la carrera de Comunicación y dedicarse a la tv.

Inés dice que nunca estuvo de acuerdo con las reglas de su casa y pedía un trato diferente. “(Mi papá) se enojó cuando le dije que yo no quería ser abogada, él como buen abogado penalista quería que su hija se dedicara a lo mismo, pero resultó que no. En ese tiempo su padre le retiró, parcialmente, su apoyo y le dijo: “Seguro vas a salir encuerada como todas las de la televisión, y nosotros, que te hemos pagado la mejor educación, ¿nos sales con esto”?, dijo Inés a la presentadora Fernanda Familiar hace tiempo. La severidad no paró ahí. Su padre le redujo gastos y le dijo que si quería “tele” que se mantuviera sola.

La testaruda conductora, acostumbrada a viajar y a tener lujos, decidió renunciar a ellos, a las leyes y hacer lo que le gustaba. “Soy la única dedicada a la tele, empecé en derecho, pero después opté por salirme de la carrera. Realmente lo que quería era periodismo y no me arrepiento, creo que lo hice en buen momento. Estoy rodeada de abogados y me siento muy orgullosa de mi familia y de lo que han hecho y seguirán haciendo, tendrán mi apoyo absoluto en todo lo que hagan. Pero también estoy orgullosa de lo que he logrado”, dice Inés.

Al poco tiempo, su padre dejo de ser tan rígido y comenzó a apoyarla. Después entró en el programa de espectáculos Ventaneando.

“(Mi papá) terminó apoyándome, porque al final del día los papás siempre quieren vernos felices, por eso es que me ofreció todo su apoyo. Somos familia muégano, nos quremos y protegemos, y todo el día nos apapachamos”, dice.

Ahora que se sienten orgullosos de ella, los Gómez Mont son sus principales críticos. “Están muy contentos, son mis fans. Si en un principio me costó trabajo con mi familia dedicarme a la tele, hoy día he hecho un papel que los hace sentir bien y me echan porras. Se sienten orgullosos de mí”, dice.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles