Weekly News

“Jefe“ Diego pide “actuar rápido”

27 de julio de 2010.

Los secuestradores de Diego Fernández de Cevallos difundieron ayer una carta escrita de puño y letra del político panista fechada el 10 de junio y una fotografía de medio cuerpo en la que sostiene un ejemplar del semanario Proceso del pasado 23 de mayo.

Familiares de Fernández de Cevallos dieron por buenas la carta y la fotografía y aseguraron tener la certeza de que El Jefe Diego se encuentra con vida.

“Sabemos que nuestro pariente está bien”, dijo en una breve entrevista un familiar que también confirmó la autenticidad de los mensajes enviados.

Por medio de un correo electrónico enviado con la dirección [email protected] los plagiarios entregaron la fotografía, la carta y un comunicado.

En la carta, dirigida a su hijo mayor, El Jefe Diego dice que vive un infierno “y no sé cuanto aguante más”. De inmediato le pide actuar rápido y realizar su mayor esfuerzo para llegar a un acuerdo con sus plagiarios.

“El tiempo es determinante”

“Ellos tienen todo el tiempo del mundo, no les corre ninguna prisa. Lo mismo les da mañana que dentro de 100 días. Para tu padre lo que no sea de inmediato no tiene sentido.

“Me dicen que ya te hicieron una propuesta concreta, y que tu no haz contestado en concreto con una contraoferta razonable. Tienes que hacerlo ya, de inmediato. Si no puedes llegar a lo que piden sí puedes hacer un planteamiento que demuestre voluntad de negociar, no evasivas, cualquier consejo de que le hagas al pobre es absurdo y será fatal. Todo lo que puedas conseguir de ayuda, asegúrales que la pagaré”, escribe el panista.

Relata que ha “tenido varios desvanecimientos y mucho dolor en el pecho” y que ha perdido peso y se encuentra cada día con mayor fatiga.

“El tiempo es determinante.

“Es preferible un gran esfuerzo pronto que ilusionarse con lo que ya no podrá ser después.

“Si te apoyas con Toño [presumiblemente Antonio Lozano Gracia, su socio en la abogacia] y Juan estoy seguro que rápidamente lograrás algo concreto que puedas comprometer. Insisto en que todo lo pagaré.

“El solo paso de los días no moverá a estos señores pero sí los moverá favorablemente si ven con claridad tu esfuerzo.

“La urgencia esta de nuestro lado. No se trata de desmentir el monto que se atribuye a mi patrimonio. Eso es irrelevante.

“Lo urgente es que hagas una contrapropuesta lo más alta que puedas y estoy seguro que ellos negociarán. Lo urgente es negociar con toda seriedad para gestionar la entrega del dinero y mi libertad”, dice Fernández.

Aclaran dudas

En el boletín, los secuestradores aseguran que es falso que hayan reducido el monto del rescate y también que Fernández de Cevallos se haya comunicado con su familia.

Textual, cita: “No es cierta ninguna de las ‘hablillas’ filtradas a los medios de comunicación, respecto de la negociación ofrecida —más no cumplida— por la familia Fernández de Cevallos Gutiérrez, a fin de lograr la liberación de El Jefe Diego.

“No hemos reducido el monto del rescate, no ha existido comunicación telefónica alguna entre El archiduque de Escobedo y su familia, y no se han detenido las pesquisas policíacas para dar con su paradero.

“Lo único cierto es lo que —con pasmosa astucia— las autoridades han podido reconstruir: “el grupo esperó que descendiera de su camioneta para someterlo… y luego se lo llevaron”. También es cierto, —aunque eso no demuestre tanta astucia— que los órganos de inteligencia “siguen sin pistas” sobre el lugar en que se encuentra el incómodo desaparecido.

“Mientras tanto, a más de dos meses de su desaparición, al Jefe Diego le ha dado por confiarnos algunas de sus cuitas, de sus negocios, así como de sus amores y desamores, personales y políticos, aunque luego, y ya casi postrado por la depre en su nueva, forzada y recóndita curul, le ha dado por exclamar imparable y angustiosamente: ¡Diego!, ¡David!, ¡Claudia!, ¡Rodrigo!, ¡Liliana!… ¿están ahí? Seguiremos informando”, dice el comunicado y que está fechado el pasado 20 de julio.

En la foto adjuntada, se aprecia un fondo negro, aparentemente una bolsa para basura de plástico, similar al que se utilizó en la primera foto enviada despues por los plagiarios.

Toma similar

En la imágen, Diego Fernandez de Cavallos tiene los ojos cubiertos con la misma tela que en la primera fotografía.

En esta ocasión se trata de una toma un poco mas abierta en la que se aprecia una mayor parte del torso desnudo del político panista quien sostien con firmeza el ejemplar de la edición del pasado 23 de mayo de la revista Proceso, en la que aparece su rostro en la portada.

Los familiares de Cevallos consultados aseguraron que la fotografía era real. Al principio dijeron no tener certeza completa sobre la carta, sin embargo, horas más tarde dijeron que la “darían por buena”.

Reiteraron que la familia tiene la seguridad de que Diego Fernándes de Cevallos se encuenttra con vida y prefierieron no dar mas detalles sobre eventuales negociaciones.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles