Weekly News

Chihuahuenses deben cambiar rutinas por el “Narco”:JRB

27 de julio de 2010.

Chihuahua, Chih.- El gobernador José Reyes Baeza dijo que los habitantes de Ciudad Juárez deben cambiar sus hábitos y rutinas luego de la explosión del carro-bomba en dicha frontera hace dos semanas, como circular únicamente por avenidas principales y llegar a sus hogares "a las horas adecuadas" después de salir del trabajo.

El mandatario estatal afirmó lo anterior luego de realizar una gira de trabajo en esa frontera y encabezar una reunión con los integrantes de la Operación Coordinada Chihuahua.

José Reyes Baeza declaró que "ahora lo importante es extremar precauciones, tener permanentemente activado un código, un protocolo de seguridad para protección de la sociedad en principio".

En este sentido, se refirió a los juarenses, quienes se han visto agobiados ya por las constantes ejecuciones en la vía pública por parte de grupos del crimen organizado.

"Deben cambiar ciertas rutinas, transitar por avenidas principales, tratar de resguardarse a las horas adecuadas después de culminar sus jornadas de trabajo", recalcó.

El gobernador precisó que la estrategia principal de seguridad es desde las autoridades policiacas hacia la sociedad, para lo cual se tienen ya ciertos protocolos, como "cuidar los recorridos, avenidas principales, escuelas, cuidar ciertos eventos públicos culturales, deportivos, cívicos... estar pendientes".

Extreman precauciones Respecto de la explosión del carro-bomba, atribuido al grupo delictivo La Línea, brazo armado del cártel de la droga de Vicente Carrillo Fuentes, Reyes Baeza dijo que "lo sucedido el 15 de julio obliga a que las autoridades policiacas cambien ciertas rutinas y protocolos de seguridad, hacerlos más estrictos para ser más eficaces en ello y proteger la vida de los integrantes de las corporaciones policiacas".

La Línea, cabe recordar, se adjudicó ese atentado, pero también advirtió que de no frenar la corrupción en los cuerpos policiacos que apoyan, afirmó, al cártel de la droga de El Chapo Guzmán, haría detonar en 15 días otro artefacto explosivo de mayor potencia. Esta semana se cumpliría ese ultimátum, por lo que las fuerzas policiacas de los tres niveles de gobierno se encuentran en máxima alerta.

El gobernador dijo que "no hay que desestimar ninguna amenaza. Me parece que lo sucedido el 15 (de julio), y antes del 15 con toda esta expresión tan virulenta en el escenario de disputa que se ha venido dando en Juárez y otras regiones del estado, obliga a que las autoridades y la sociedad no desestimemos ninguna de estas amenazas, por el conducto que se hayan hecho, y extrememos precauciones".

En cuanto a la investigación de lo ocurrido ese 15 de julio, dijo que en breve se darán a conocer algunos avances: "Estamos a poco tiempo de tener finalmente un resultado emanado de las periciales de la PGR, y hasta en tanto no haya ese dictamen, no podemos fijar una posición".

Sólo en los recintos

El obispo de Chihuahua, Constancio Miranda Weckmann, envió una circular a todos los sacerdotes católicos de su diócesis para prohibir actos religiosos como bodas, bautizos, primeras comuniones o fiestas de 15 años en sitios que no sean las iglesias, como una medida de seguridad.

Ante el clima de violencia que se vive en ese estado, pero también para que la Eucaristía no pierda su sentido de comunión con Cristo, resaltó, el prelado instruyó a los presbíteros a ceñirse a estas disposiciones y sólo realizar misas afuera de los templos en actos "estrictamente" justificados.

Luego de críticas en el sentido de que algunos sacerdotes acudían a fincas de narcotraficantes para oficiar celebraciones como bautizos o comuniones, pero también por enfrentamientos entre bandas delictivas en este tipo de fiestas, el obispo Constancio Miranda determinó "prohibir" la salida de los presbíteros de las iglesias para participar en estos actos.

La orden debe ser acatada por los sacerdotes, y de no ser así serán sometidos a sanciones, pues el obispo es la autoridad máxima en dicha jurisdicción. De igual forma, en la instrucción se aduce que la celebración de fiestas religiosas en fincas, residencias o en lugares no destinados para el culto sólo persiguen un fin de opulencia nada relacionado con la prédica de losEvangelios.

"Con suma caridad procuren explicar las razones por las cuales la Iglesia nos pide superar una mentalidad de lucimiento o vanidad, de individualismo. Más bien, nos invita a descubrir en los Sacramentos un encuentro con el Señor, lo que nos lleva a un fuerte compromiso comunitario y social", explica.

Los casos de excepción

En la circular, Miranda puntualiza en qué casos de excepción y bajo qué condiciones para el culto católico, sí se podrá realizar la misa afuera de las iglesias, tratándose fundamentalmente de fiestas populares: "a) Que se tenga una afluencia numerosa de fieles o que la distancia del centro de culto más cercano sea considerable. b) Que sea en un lugar digno y acorde con la celebración.

Que se arregle convenientemente una mesa con mantel, corporal, crucifijo y cirios. c) Que el ingreso sea libre y gratuito para quienes deseen participar."



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles