Weekly News

Avionazo en Paquistán deja más de 150 muertos

29 de julio de 2010.

ISLAMABAD (AP y EFE).— Un avión de pasajeros se estrelló ayer en las colinas cercanas a Islamabad, la capital paquistaní, en medio de mal tiempo, y todos los 152 pasajeros a bordo murieron, dejando un camino de devastación sembrado de partes de cuerpos y restos de metal retorcido.

El presidente de la Oficina de Desarrollo de la capital, Imtiaz Elahi, dijo que las versiones previas de que hubo cinco sobrevivientes del accidente estaban equivocadas y que todos los que viajaban a bordo perdieron la vida. Entre los muertos había dos ciudadanos de Estados Unidos, informó ayer mismo el portavoz de la Embajada de ese país en Islamabad, Richard Snelsire.

“La situación en el lugar del accidente es demoledora”, dijo Elahi. “Es una gran tragedia y confirmo con profundo dolor que no hubo sobrevivientes”, agregó.

La Oficina de Desarrollo tiene una unidad que responde a las situaciones de emergencia. La causa del accidente del avión de Airblue no estaba clara, pero el ministro de Defensa, Chaudhry Ahmed Mukhtar, dijo que el gobierno no cree que haya sido un atentado terrorista.

La aeronave intentaba aterrizar en medio de la lluvia y con un cielo nuboso. Airblue es una firma privada con sede en Karachi, la mayor ciudad de Paquistán, y al parecer el vuelo transportaba principalmente a paquistaníes.

Las tomas locales de televisión mostraron restos metálicos calcinados que colgaban de los árboles y esparcidos en tierra. Eran visibles las llamas y el lugar despedía humo mientras un helicóptero sobrevolaba la zona.

El Ejército dijo que despachó fuerzas especiales para que colaboren en las tareas de recuperación. “Veo solamente restos humanos”, dijo Dawar Adnan, un rescatista con la Media Luna Roja. “Es una escena verdaderamente horrible. Hemos recorrido casi toda el área, pero no hay posibilidad alguna de que haya sobrevivientes”, agregó en una conversación telefónica con AP desde el lugar del accidente.

Las labores de recuperación quedaron dificultadas por el barro y los restos humeantes, que las autoridades tuvieron problemas para extinguir con la ayuda de un helicóptero, dijo Adnan.

El avión abandonó la ciudad meridional de Karachi a las 7:45 (local) de la mañana para cubrir un vuelo de dos horas a Islamabad, dijo el funcionario de aviación civil Pervez George.

“El avión estaba por aterrizar en el aeropuerto de Islamabad cuando perdió el contacto con la torre de control y luego supimos que el avión se había estrellado”, relató Pervez George.

En el aeropuerto de Islamabad, centenares de amigos y parientes de las personas en el vuelo se arremolinaron desesperadamente en los mostradores de billetes para pedir información. Un grupo numeroso de personas se congregó también en torno a una lista de pasajeros del vuelo, que fue colocada cerca del mostrador de Airblue.

Desorganización

“Nadie está orientando a nadie. La gente corre de un mostrador a otro”, dijo Arshad Mahmood, cuyo hermano, Maulana Nawab Ulhasan, un guía de oraciones de una localidad cercana a Islamabad, estaba en el vuelo.

“Rezo por su sobrevivencia, pero creo que hay pocas esperanzas”, expresó Mahmood.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó sus condolencias por el accidente aéreo. El portavoz del organismo, Martin Nesirky, dijo que Ban traslada su “sentido pésame al pueblo y el gobierno de Paquistán, así como a los afligidos familiares de todos los que han perecido en este trágico accidente”.

El presidente de EU, Barack Obama, también lamentó el accidente, el peor en la historia de la aviación paquistaní.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles