Weekly News

DESENTUERTOS DOMINICAL

1 de agosto de 2010.

-PAN, Dhiac lleva limpia al extremo

-Cuarón, Aguilar, “El Chupitos”….al paredón!

-Enésima zarandeada y rechifla a Ferriz

Las sesiones de Comité Directivo Estatal y Consejo Político Estatal del PAN celebradas en la ciudad de Chihuahua el sábado fueron llevadas más lejos de lo que se esperaba en materia de sanciones a los panistas considerados traidores durante la campaña electoral que concluyó el cuatro de julio con una victoria objetable del PRI a la gubernatura, la mayoría en el Congreso del Estado y las dos principales alcaldías del estado.

Sorpresivamente, los dhiacos yunquistas de Carlos Borruel incluyeron en la lista de excretables ni más ni menos que al juarense exprecacandidato a Gobernador, Pablo Cuarón Galindo y al exdirigente del PAN en Juárez, Ramón Aguilar Armendáriz. Al fin de semana se esperaba que sólo fueran Juan Blanco Zaldívar, César Reyes y Luis Villegas Montes, alias “El Chupitos”.

Pablo Cuarón fue sumado a la lista porque, igual que Blanco, le hizo la vida de cuadritos a Carlos Borruel desde que perdió la candidatura a Gobernador y remató tomándose muy orondo la foto con el priísta César Duarte al finalizar la campaña. Aguilar Armendáriz tuvo su dosis porque se autoproclamó “candidato ciudadano” a la alcaldía de Juárez.

Lo más interesante de todo esto es que la enorme mayoría de expulsados y expulsables pertenecieron al equipo del Dhiac-Yunque, Blanco, Cuarón y ni se diga Aguilar- y hoy en la derrota ellos mismos están pidiendo su cabeza.

Otra noticia interesante generada en esos órganos ayer fue la renuncia de dos panistas prominentes en su cargos como miembros de la Comisión de Vigilancia del Consejo Político Estatal, Arturo Fuentes y Guillermo Luján, abiertos detractores de la actual dirigencia estatal encabezada por Cruz Pérez Cuéllar.

Total que, como luego se dice, una desgracia nunca llega sola, y a la desgracia de la derrota, ahora los panistas se han metido a la dinámica de la división interna…..la historia pinta para largo.

------

Ayer le pusieron su enésima zarandeada en Chihuahua capital al Presidente Municipal de Juárez, José Reyes Ferriz, quien también allá se ha ganado el mote de “alcalde paseño” porque precisamente reside en El Paso, Texas, mientras los juarenses pasan mil penurias de toda índole.

El punto es que en la sede de los poderes del estado, como es Chihuas, no ha pasado desaparcibido el desorden y la corrupción que han sido característicos de la administración de Reyes Ferriz, y que ocasionaron la enésima rechifla en su contra en la comida con periodistas.

Y la pregunta obvia es si los juarenses, o la sindicatura (cuyo titular es un tetista como Leonardo del Villar), o la Auditoría Superior del Estado a cargo de Sérbulo Lerma, o el Gobernador del Estado, José Reyes Baeza, permitirán que el alcalde se vaya tranquilamente a su casa sin ser sancionado por todo el perjuicio ocasionado a la ciudad y a sus habitantes.

Y una gran inquietud: ¿a pesar de todo ellos el Gobernador electo, César Duarte, contemplará al edil paseño entre sus colaboradores, o a cualquiera de sus mega corruptos miembros de la administración municipal?.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles