Weekly News

Lluvias e inundaciones dejan 900 muertos en Pakistán y Afganistán

1 de agosto de 2010.

Un saldo de al menos 900 muertos y un millón de personas afectadas han dejado cuatro días de intensas lluvias que azotan Pakistán y Afganistán, lo que ha provocado graves inundaciones y deslizamientos de tierra, informaron autoridades.

El ministro de Información provincial, Bashir Ahmed Bilour, dijo a la cadena estadunidense CNN que las inundaciones derivadas del desbordamiento de ríos por las fuertes lluvias han destruido casas, escuelas, puentes, carreteras y vías férreas en la provincia noroccidental paquistaní de Khyber Pakhtunkhwa, y han causado 826 muertos en este país desde el miércoles pasado.

Por su parte, el ministro de Información paquistaní, Mian Iftikhar Hussain, declaró desde la capital provincial, Peshawar, que: “Tememos que el balance de muertos aumente una vez que baje el nivel del agua. Nos enfrentamos al peor desastre en la historia de nuestra provincia”.

Las ciudades de Nowshera y Charsadda, y el valle del Swat son las zonas más afectadas del país. “La mitad de Nowshera está bajo el agua”, describió Imran Khan, cuya casa se encontraba junto al río en esta ciudad, a 100 kilómetros al noroeste de Islamabad, que alberga un gran número de soldados. “El hospital militar, y muchos otros edificios en el área de acantonamiento están también bajo el agua... Algunos camiones y convoyes militares de rescate están atrapados en la carretera”, aseguró este hombre.

AISLADOS. Por otra parte, el ejército paquistaní, que lleva a cabo tareas de rescate, reportó que desalojó a más de 14 mil 250 personas de zonas de riesgo al haber quedado atrapados en medio de inundaciones sin más refugio que el techo de sus casas.

El director de operaciones de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA), Amer Siddique, informó el viernes que unas 17 mil personas permanecen atrapadas y completamente aisladas en zonas inundadas, y aseguró que su organización dispone ya de 25 helicópteros que están participando en las tareas de rescate.

Las tropas intentan llegar a los cientos de miles de personas sin hogar o atrapadas por la inundación, pero las tareas de rescate son muy difíciles, pues las vías de transporte y comunicaciones están muy afectadas, incluso en áreas alejadas, como Islamabad.

VECINOS. Por otra parte, en la vecina Afganistán, Naciones Unidas a través de sus grupos de apoyo en la zona contabilizaron al menos 64 muertos por causa de las lluvias, según información que destaca la cadena británica BBC.

De acuerdo con la ONU, las lluvias han afectado las conflictivas áreas tribales limítrofes con Afganistán. Las zonas más golpeadas son rurales y pobres, cuyos habitantes, aún sabiendo el riesgo de inundación, no se pueden permitir vivir en tierras más altas. Aunque el noroeste se ha llevado la peor parte, también la provincia suroccidental de Baluchistán ha sufrido los efectos del monzón, con 70 muertos y 100 mil desplazados la semana pasada, y algunas cosechas de la provincia del Punjab han quedado arruinadas.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles