Weekly News

Iraní condenada a morir lapidada teme ser ejecutada en secreto

8 de agosto de 2010.

Sakineh Mohammadi Ashtiani, la mujer iraní acusada de adulterio y condenada a morir lapidada, envió un mensaje secreto al periódico británico The Guardian en el que aseguró que el gobierno de Mahmoud Ahmadineyad miente respecto a su caso por lo que teme que pueda ser ejecutada en secreto.

El jueves, un alto funcionario iraní dijo ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de las Naciones Unidas, que Ashtiani, de 43 años, cometió doble adulterio y conspiró para asesinar a su marido. Pero la mujer que está en prisión, lo niega.

“Mienten. Están avergonzados por la atención internacional que se ha dado a mi caso y llevan a cabo maniobras de distracción y tratan de confundir a los medios de comunicación para poder matarme en secreto”, dice el mensaje enviado por Ashtiani a través de una tercera persona.

ASESINO. La mujer condenada a muerte también aclaró qué pasó con el asesino de su marido: “Me declararon culpable de adulterio, pero me absolvieron del cargo de asesinato. El hombre que mató a mi marido fue identificado y encarcelado, pero no ha sido condenado a muerte”.

El hombre que cometió el asesinato no será ejecutado porque el hijo de Mohammadi Ashtiani lo perdonó; ella, en cambio, deberá morir a pedradas por cometer adulterio.

“Es porque soy una mujer y creen que pueden hacer lo que quieran con las mujeres en este país. Para ellos el adulterio es peor que el asesinato, pero no todos los adulterios: un hombre adúltero puede terminar en la cárcel, pero para las adúlteras significa el fin del mundo”, dice Ashtiani en la misiva.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles