Weekly News

Tomaron

13 de agosto de 2010.

Los cárteles de droga mexicanos se han vuelto sofisticados e implacables, afirmó el embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, en referencia a la explosión de un coche bomba el pasado 15 de julio en Ciudad Juárez.

El diplomático dictó una conferencia magistral en la urbe estadunidense de El Paso –que fronteriza con la localidad más violenta de México, Ciudad Juárez- y dijo ante académicos y empresarios que "el nivel de violencia y tensión social del lado mexicano (...) debe ser descrito como alarmante".

Pascual, cuyas palabras fueron difundidas por la embajada de EU en México, se refirió a la explosión de un coche bomba el pasado 15 de julio en Ciudad Juárez, que mató a cuatro personas.

Los criminales disfrazaron a un rival de policía y le dispararon, y al hacer su aparición los servicios médicos y los agentes de la ley el coche explotó.

Hasta la fecha, la Fiscalía federal de México no ha determinado las causas de la explosión, aunque al día siguiente del atentado una fuente militar admitió que se trató de un coche bomba.

El embajador de EU dijo que "fue el primer ejemplo de un coche bomba utilizado por una organización narcotraficante de México".

"Esto marca un cambio en las armas utilizadas, en el nivel de sofisticación y en la implacabilidad de los carteles", agregó al señalar que hace una semana hubo una "segunda explosión de un coche bomba" en Ciudad Victoria, en el estado de Tamaulipas.

Sobre Ciudad Juárez expuso que en promedio son reportados ocho asesinatos por día en ella, que suman ya mil 700 homicidios en los primeros siete meses de 2010.

De acuerdo al diplomático, después de que se ejerció presión contra los carteles éstos comenzaron "a luchar entre ellos para controlar los cruces fronterizos y los mercados internos en México".

Recordó que la Agencia Antidrogas (DEA) y la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) de su país calculan que cada año se lavan entre 19 mil y 29 mil millones de dólares entre Estados Unidos y México.

"En el mejor de los casos, ambos países decomisan un total de mil millones de dólares en efectivo por año. Eso significa que los grupos criminales tienen acceso a miles de millones de dólares para perpetuar su actividad criminal", lamentó.

Por eso, propuso que para mermar el crimen organizado hay que "cortarles el acceso a estas vastas sumas de dinero lavado"."Si fallamos en cortar los flujos de dinero, la confrontación con el crimen organizado generará más violencia y más corrupción", advirtió.

Pascual también aseguró que ambos países deberán fortalecer la seguridad de su frontera, atravesada legalmente todos los días por un millón de personas, no solo para evitar el trasiego de drogas, armas y dinero ilícito, sino también para agilizar sus intercambios comerciales y el flujo de personas.

"Más de mil millones de dólares en comercio legítimo cruzan la frontera diariamente", señaló. Finalmente, admitió que Estados Unidos necesita hacer más en su propio territorio para reducir la demanda de drogas.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles