Weekly News

Supera Jornada Mundial de la Juventud de Sydney a Olimpiadas del 2000

15 de agosto de 2010.

La Jornada Mundial de la Juventud que concluyó este domingo en Sydney dejó números de convocatoria y movilización de personas superiores, por mucho, a los Juegos Olímpicos del 2000.

Según los organizadores, para la cumbre juvenil católica confluyeron en la ciudad durante la última semana unas 250 mil peregrinos foráneos, de los cuales más de la mitad originarios de 170 países del mundo.

A estas cifras se deben agregar otros miles de fieles estables en la ciudad que se sumaron a las diversas ceremonias, sobre todo aquellas encabezadas por el Papa Benedicto XVI.

Durante la vigilia de oración en el Hipódromo de Randwick la noche del sábado se registró una asistencia de 300 mil personas, mientras para la misa de clausura de la Jornada, la mañana de este día, en torno a las 500 mil.

Para los Juegos Olímpicos de 2000 en Sydney confluyeron unas 200 mil personas. "Ya pensar en superar a las Olimpiadas es una gran cosa, sobre todo en este país", dijo al respecto el vocero del Vaticano Federico Lombardi.

En una conferencia de prensa reveló que el gobernador de la región de Nueva Gales del Sur, Morris Iemma, en una recepción ofrecida a cardenales señaló que la Jornada ha sido "el evento más importante de la historia de Sydney".

Aunque Lombardi confesó que esas palabras le parecieron "un tanto excesivas", él mismo calificó como un enorme éxito tanto la cumbre de jóvenes como la visita apostólica.

El entusiasmo de la Sede Apostólica también se reflejó en la prensa, los principales diarios como Sunday Herald, The Sunday Telegraph o The Australian dedicaron amplias coberturas al evento y, casi siempre, le otorgaron toda la portada.

El canal de noticias Sky News lanzó una encuesta telefónica con la pregunta "¿cree usted que la Jornada Mundial de la Juventud fue un éxito?": el 68 por ciento de los televidentes respondió que sí mientras el 32 que no.

El mismo Benedicto XVI la tarde de este domingo, al encontrar a los voluntarios que colaboraron en la organización del evento lo calificó de un "éxito" y agradeció a todos su apoyo incondicional.

"Quiero darles las gracias uno a uno no sólo por los sacrificios, sino todavía más por la confianza que demostraron a nuestros jóvenes y en la gracia de Dios que actúa en sus corazones", sostuvo.

"Recemos -agregó- para que la inversión de esperanza que muchos de vosotros ha puesto en ellos fructifique en sus existencias, por la vida de la Iglesia de Cristo y por el futuro de este mundo".

El líder máximo de la Iglesia emprenderá su retorno a Roma la mañana de este lunes desde el aeropuerto internacional de Sydney, donde asistirá a una ceremonia de despedida antes de iniciar un vuelo de 22 horas hasta la capital italiana.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles