Weekly News

Mayoría de ministros avala adopciones gay

16 de agosto de 2010.

Al continuar con la revisión de las recientes reformas capitalinas referentes a los matrimonios entre personas del mismo sexo, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya se configuró una mayoría a favor de avalar que las adopciones de niño por parte de parejas gay.

Hasta el momento sólo siete de los 11 ministros han fijado su postura, pero seis de ellos ya se manifestaron a favor de aprobar que los matrimonios gay puedan adoptar.

A las posturas favorables fijadas anteriormente por los ministros Sergio Valls, José Ramón Cossío y Juan Silva Meza se sumaron, en la sesión de hoy, los ministros Arturo Zaldívar, Fernando Franco González Salas y José de Jesús Gudiño Pelayo.

El ministro Arturo Zaldívar aseguró que de no permitirse que las parejas del mismo puedan adoptar se les estaría discriminando.

Zaldívar afirmó que desde su perspectiva "no hay diferencias significativas entre la paternidad heterosexual u homosexual". Y refutó los argumentos tendenciosos que se manejan respecto a los posibles daños que se le podría ocasionar a un niño en el seno de una familia homosexual.

La medida también se emite, dijo, pensando en la protección de los menores y en el interés superior del niño, de darle una familia "que no es peor o mejor que otra. Son tan buenas unas familias como otras".

Si no aceptamos la adopción, dijo, le generaremos un problema a los niños.

Zaldívar aclaró que "no se está dando un cheque en blanco para que todas las parejas puedan adoptar. Como tampoco lo tienen las parejas heterosexuales".

Y recordó que hoy pueden adoptar homosexuales solteros. Porque nadie les pregunta su orientación sexual.

Por eso, dijo, lo que se necesita en nuestro país es que se ponga el énfasis en mejorar el sistema de adopción, para que haya métodos más fáciles, más claros, para lograr que todos los niños tengan una familia.

El ministro Fernando Franco González Salas se manifestó a favor de esta medida y pidió que en la sentencia se incluya la obligación del Estado para erradicar todo tipo de discriminación, todo tipo de desigualdad hasta donde sea posible. Para garantizar el interés superior de quien pueda ser adoptado.

Para el ministro Franco el marco jurídico establecido por la Asamblea es razonable desde el punto de vista constitucional, por lo que corresponderá a los jueces que decidan las adopciones proteger el interés superior de los niños.

El ministro pidió destacar en la sentencia que emita la Corte el hecho de que deben intensificarse las políticas públicas que promuevan la tolerancia y la convivencia en la sociedad mexicana.

Porque, agregó, el Estado laico tiene como sustento la tolerancia de todos los que lo conformamos.

A estas opiniones se sumó el ministro José de Jesús Gudiño Pelayo quien en estos momentos expone sus argumentos.

Se prevé que el número de ministros que avale las adopciones aumente en los próximos minutos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles