Weekly News

Ejército regresará a los cuarteles en 2012

20 de agosto de 2010.

El presidente Felipe Calderón refrendó su compromiso con la seguridad hasta el último día de su administración, y afirmó que si para cumplirlo tiene que disponer, como manda la Constitución, de las Fuerzas Armadas "lo seguiré haciendo".

En el Diálogo por la Seguridad. Hacia una Política de Estado, defendió la labor de las Fuerzas Armadas en apoyo a las acciones contra la criminalidad, ante los planteamientos de legisladores que participaron en el diálogo.

Dijo desconocer si después del último día de noviembre de 2012 seguirán las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen, porque "esa será una decisión y una responsabilidad de quien sea el comandante de las Fuerzas Armadas entonces".

En el Casino Militar del Campo Marte, señaló que a final de cuentas "esa será una responsabilidad de los ciudadanos que elijan a quien tenga la titularidad del Ejecutivo después de esta administración (que concluye el 30 de noviembre de 2012)".

Indicó que las Fuerzas Armadas estarán en un primer plano del combate hasta que existan policías estatales y federales capaces de hacer frente, pues mientras esas condiciones no se den "no es pensable, a mi juicio, retirar el apoyo de las Fuerzas Armadas, porque sería dejar a la ciudadanía en manos de la delincuencia y de manera inerme".

Expuso que se debe acelerar la formación de policías confiables, sólidas, que tengan sus equipos de reacción inmediata y puedan enfrentar a las caravanas de 30 o 40 camionetas en las que están viajando los delincuentes, sobre todo en el noreste del país, y que los puedan derrotar en una acción de conflicto.

Apuntó que en la actualidad se presenta más de un enfrentamiento diario entre las Fuerzas Federales y los criminales, y "si nosotros retiramos a las Fuerzas Federales en ese momento las calles, las carreteras y las ciudades quedan en manos de los criminales".

Insistió en que se requiere que una vez pasada esta etapa la policía, tanto federal como local, tenga la fuerza y contundencia de estar ahí, en lugar del Ejército, y "eso hoy, por desgracia, no se puede hacer".

Admitió que mantener a las Fuerzas Armadas implica riesgos porque "están adiestradas para la lucha, no tanto para el trato a los ciudadanos".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles