Weekly News

Escolta 'entregó' a alcalde asesinado en Nuevo León

21 de agosto de 2010.

Nuevo León.- La detención de los cuatro sicarios tuvo lugar en una quinta del fraccionamiento Campestre Rincón de la Boca, donde se refugiaban al menos 20 hampones. La información que permitió localizar la casa de seguridad fue producto de interrogatorios hechos a los elementos municipales que habrían participado en el secuestro

El gobierno de Nuevo León detuvo a siete elementos de la Policía Municipal de Santiago y a cuatro presuntos sicarios implicados en el levantón y muerte del alcalde de ese municipio, Edelmiro Cavazos Leal.

Entre los implicados está el guardia de seguridad del edil, quien presuntamente fue secuestrado y encajuelado por los sicarios que se llevaron al munícipe, y que fue liberado 15 minutos después sin presentar lesiones.

El procurador estatal, Alejandro Garza y Garza, dijo que al momento de entrevistar al guardia “se nos hizo muy extraño que no lo esposaran, golpearan e incluso soltaran. Después de que dio su declaración lo estuvimos siguiendo y nos dimos cuenta que su declaración no tenía relación con sus acciones. Lo volvimos a detener y ahí fue cuando confesó haber participado”.

Seis de los agentes detenidos, entre ellos una mujer, fueron llevados a las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones tras ser señalados como participantes en el acecho al edil, levantado la madrugada del lunes y encontrado muerto dos días después.

La detención de los cuatro sicarios tuvo lugar en una quinta del fraccionamiento Campestre Rincón de la Boca, donde se refugiaban al menos 20 hampones. La información que permitió localizar la casa de seguridad fue producto de interrogatorios hechos a los elementos municipales que habrían participado en el secuestro.

“Fue una información compartida”, dijo Garza y Garza al señalar que el operativo fue realizado por el Ejército, “debido a su capacidad de fuego”.

Informó que los policías detenidos son Homero López, Mónica Martínez, Antonio Rodríguez y José Alberto Rodríguez, este último guardia personal del edil.

También están involucrados Mauricio Roberto Mayorga y el oficial José Javier García Martínez, quienes confesaron haber participado en los hechos y recibir dinero a cambio. Un séptimo policía, involucrado por sus propios compañeros, es Eduardo Caballero Chapa.

El gobernador Rodrigo Medina dijo que éste es sólo el inicio de la investigación para esclarecer el crimen.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles