Weekly News

“Estamos bien en el refugio los 33”

23 de agosto de 2010.

COPIAPÓ, Chile (Agencias).— El gobierno chileno logró ayer establecer contacto y captar imágenes, a través de un pequeño ducto, de los 33 mineros enterrados desde hace 17 días a 700 metros de profundidad en el desierto de Atacama.

“Estamos bien en el refugio, los 33”, rezaba una carta escrita con tinta roja encontrada en una perforadora por las autoridades, quienes iniciarán ahora la fase de rescate final que tardará meses.

“Querida Lila, estoy bien, gracias a Dios. Espero salir pronto. Paciencia y fe. Dios es grande y con la ayuda de mi Dios vamos a lograr salir con vida de esta mina, aunque tengamos que esperar meses”, escribió el minero Mario Gómez, en otra misiva. “Bueno Lila (esposa), espero poder comunicarme. Estoy sintiendo nuevamente la máquina del sondaje, ojalá que esta vez llegue”, agregó el obrero de 63 años, el de más edad de los que están atrapados, en una carta que el propio presidente Sebastián Piñera entregó a la mujer del minero, que estaba en las afueras del mineral.

“No lo podía creer, aunque sabía que él es muy fuerte, desde los 12 años él es minero. Yo le dije varias veces que se retirara del trabajo”, indicó la esposa de Mario Gómez, convertido ahora en líder de los trabajadores atrapados.

Horas después la tranquilidad fue completa, cuando Piñera confirmó que una pequeña cámara de televisión logró captar imágenes de algunos de los mineros, a través de la perforación concluida ayer, que tiene unos ocho centímetros de diámetro y 688 metros de profundidad.

La noticia del hallazgo comenzó a primera hora del día, cuando una perforadora logró avanzar 688 metros tierra adentro, a sólo 20 metros de donde se presumía estaban los trabajadores. Los rescatistas escucharon ruidos y, cuando ya quedaban muy pocos metros para que saliera toda la maquinaria del sondaje, uno de los operarios quedó desconcertado al constatar que desde los más profundo venía un mensaje. “Vimos el papelito envuelto, lo limpiamos y saltamos de alegría y llanto (...) Todos nos abrazamos por la tarea cumplida”, dijo uno de los operadores de la perforadora.

Una vez oficializado el hallazgo, Piñera se reunió entre aplausos con los familiares, en vigilia desde el derrumbe del 5 de agosto.

El presidente, blandiendo las cartas enviadas por los trabajadores, comunicó luego la noticia a los medios, desatando festejos de miles de chilenos en todas las ciudades del país.

“Esto salió hoy de las entrañas de la montaña, de lo más profundo de nuestra mina, que nos dice que están vivos, que están unidos y que están esperando volver a ver la luz del sol y abrazar a sus familiares”, dijo Piñera. “Hoy Chile entero está llorando de alegría y emoción”, agregó el mandatario chileno. El hallazgo, trascendido primero por los rescatistas, hizo estallar de alegría a los cientos de familiares de los mineros, quienes subieron corriendo a los cerros aledaños, para cantar el himno patrio.

Un proceso lento

Piñera subrayó que el rescate de los mineros tardará meses, pero que la “espera será distinta” , gracias a la certeza de que los mineros están vivos. Las autoridades, que ingresaron una cámara de televisión al fondo del mineral, comenzaron a ejecutar los trabajos de rescate final.

La perforación que concluyó ayer permitirá abastecer de oxígeno, agua y víveres a los mineros, dijo el ministro de Salud, José Mañalich.

Paralelamente, sabiendo donde están los mineros, comenzará una perforación vertical de 66 centímetros, la que tardará meses, debido a la falla geológica que tiene la mina.

Pero la prioridad es dar aliento a los mineros a través de las pequeñas perforaciones, dijo el ingeniero André Sougarret, a cargo del rescate.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles