Weekly News

Sentenciada a dos años de cárcel por contagiar de sida

27 de agosto de 2010.

BERLÍN.— Dos años de prisión, ésa es la sentencia que la cantante Nadja Benaissa tendrá que cumplir por haber contagiado de sida a un hombre, lo que en Alemania es considerado una lesión física grave si quien transmite el virus sabe que está infectado.

La cantante del grupo alemán No Angels, acusada de haber mantenido relaciones sexuales sin protección y de contagiar con el virus del sida a un hombre, ha sido condenada a dos años de cárcel, aunque en libertad condicional.

Un tribunal de la localidad alemana de Darmstadt (oeste de Alemania) hizo pública la sentencia, que se corresponde con lo pedido por la fiscalía y la acusación particular, en un juicio que ha sido seguido con gran expectación por los medios de comunicación.

La condena de dos años de prisión en libertad condicional significa que ella no tendrá que ir a la cárcel, pero deberá cumplir 300 horas de trabajos comunitarios. A la artista, de 28 años de edad, se le imputaba haber mantenido relaciones sexuales, a pesar de saberse portadora del virus, sin la debida protección, entre 2004 y 2006 con tres hombres, de los cuales al menos uno fue contagiado.

El juicio comenzó el 16 de agosto, cuando Benaissa se confesó culpable de los cargos, algo que fue tenido en cuenta por el tribunal al dictar la sentencia.

“Lo siento de todo corazón”, comentó tanto al comienzo como en el momento de su declaración final en el juicio, después de haber confesado que mantuvo relaciones sin protección sabiendo que era portadora del VIH.

La cantante también mostró su arrepentimiento cuando en su último turno de palabra declaró que cometió “un error enorme” del que, dijo “me arrepentiré siempre”. Por ello la artista se enfrentaba al cargo de “lesión física grave” del que ha sido declarada culpable.

Según la declaración de la cantante, durante su embarazo, en 1999, se hizo la prueba del sida y “para su sorpresa”, los resultados fueron positivos.

A pesar de conocer que era portadora del VIH, Benaissa mantuvo relaciones sexuales sin ningún tipo de protección y sin advertir a sus parejas de su enfermedad, y acabó contagiando a uno de sus amantes, quien la denunció. El 11 de abril de 2009 la policía detuvo a Benaissa cuando actuaba en una discoteca, lo que provocó una ola de críticas por el estilo de “caza de brujas” utilizado.

En una entrevista a finales del año pasado, la cantante dijo que era portadora del virus pero que no había desarrollado el sida y manifestó que, si pudiera pedir un deseo, sería “el de ser negativa”.

El grupo al que pertenece, No Angels, formado por cuatro cantantes femeninas y creado en 2000, ha pasado sucesivos altibajos y, de la popularidad alcanzada en los primeros años como réplica germana de las Spice Girls, pasaron al declive y la separación en el año 2003.

Dos años después, tras varias intentonas de Nadja en solitario, se reagruparon y en 2008 representaron a Alemania en el Festival de Eurovisión, donde quedaron en último lugar. (EFE)



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles