Weekly News

Francia expulsa a 283 gitanos

27 de agosto de 2010.

BUCAREST (Agencias).— Un grupo de 283 ciudadanos rumanos de etnia gitana llegó ayer a la capital rumana en dos vuelos procedentes de París y Lyon, dentro del plan de Francia para expulsar a cientos de miembros de esta comunidad que, asegura el gobierno, viven irregularmente en el país.

Según informó el diario Evenimentul zilei, algunos de los deportados se quejaron a su llegada de haber sido obligados a abandonar Francia.

“Si no nos queríamos ir, nos expulsaban”, dijo uno de los gitanos, que aseguró que regresará a Francia en cuanto le sea posible. La semana pasada llegaron a Rumania los primeros 200 repatriados.

Francia tiene previsto completar en las próximas semanas la deportación de unos mil gitanos, tanto búlgaros como rumanos, que viven en campamentos ilegales. El primero de los vuelos salió a media mañana de Lyon con un pasaje previsto de 125 personas y el segundo, desde el aeropuerto Charles de Gaulle de la capital, con 158, según el anuncio hecho por el ministro francés de Inmigración, Eric Besson.

Besson fue uno de los responsables franceses, junto a los titulares de Interior, Brice Hortefeux, y de Asuntos Europeos, Pierre Lellouche, que ayer recibieron en París a los secretarios de Estado rumanos de Interior, Valentin Fatuloiu, y de Reinserción de los Gitanos, Valentin Mocanu, para abordar el tema.

Lellouche dijo que Francia busca que Rumania se ajuste a las reglas europeas y consagre una parte de los fondos comunitarios que recibe a los gitanos Roma.

Reunión en Bruselas

En rueda de prensa junto al secretario de Estado rumano para la integración de los gitanos, Valentin Mocanu, Lellouche constató que hasta ahora las autoridades rumanas dedicaron una parte mínima de dinero europeo para sus gitanos. Insistió en que hay que revertir esta situación y poner en marcha “una especie de mini-plan Marshall” para esta comunidad, y en que el objetivo de un próximo encuentro con las autoridades competentes en Bruselas es “movilizar medios”. La reunión se realizaría en los siguientes días.

Francia ha amenazado con bloquear el ingreso de Rumania al espacio Schengen, previsto para marzo de 2011.

Por su parte, Bucarest ha criticado el trato dispensado por el gobierno francés a sus ciudadanos y dice que París podría estar violando el derecho a la libre circulación de personas dentro de la Unión Europea (UE).

El primer ministro francés, Francois Fillon, insistió ayer mismo en que la política francesa de enviar a los gitanos a sus países de origen con 300 euros por adulto y 100 por cada niño que tengan “se ha hecho con pleno respeto al derecho europeo”. Con los expulsados ayer, ya son 8 mil 313 los gitanos acogidos en lo que va de este año al dispositivo de devolución a sus países de origen —básicamente Rumania y Bulgaria— puesto en marcha por París.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles