Weekly News

La opinión de:
Cruz Pérez Cuellar
Y los niños...¿qué culpa tienen?

27 de agosto de 2010.

El decreto recientemente aprobado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación que permite la adopción de niños a parejas del mismo sexo en el país, prendió varios focos rojos en los estados, principalmente en aquellos donde se han hecho valer los derechos de hombres y mujeres, pero también de los niños, Chihuahua es uno de ellos.

El tema entraña una serie de reflexiones, sobretodo desde una perspectiva social y legal, donde se puede argumentar que ciertamente se ha creado todo un marco jurídico que vela por la dignidad y el respeto de las personas, donde todos tenemos derecho a decidir a transitar por tal o cual camino, a vestir de tal o cual forma, hablar de uno u otro tema… y todo esto sin que seamos amonestados o vejados por la autoridad. En suma: tenemos derecho a decidir sobre nosotros mismos, pero no sobre los demás.

Por ejemplo, uno de los derechos fundamentales y avalado en la Convención sobre los Derechos del Niño, ratificada por la Asamblea General de la ONU en 1989, en su Artículo 6 es que “…todo niño tiene el derecho intrínseco a la vida”, principio básico de ésta norma, en el cual la libertad de los padres se ve acotada pues no tienen derechos sobre la vida del producto que viene en camino, y por ende, tienen prohibido abortar.

Acción Nacional ha rechazado históricamente se atente contra la vida de las criaturas que aun se encuentran en el vientre de su madre, incluso legisladores por Chihuahua (la senadora Teresa Ortuño Gurza, una de ellos), han logrado posicionar reformas importantes en contraposición rotunda al aborto y dejar plasmado en la Ley que la vida del ser humano comienza precisamente desde el primer momento de la concepción en el seno maternal.

Así pues, es legítimo que se respete el modelo familiar actual, pues los pequeños tienen el derecho natural a un padre y a una madre, y después, cuando puedan valerse por sí mismos, cuando tengan en su haber los mismos derechos que todo adulto nacido en nuestro país tiene, podrán decidir si forman parte de un equipo de futbol, de un grupo religioso, o de una sociedad de convivencia distinta.

Creo importante subrayar una cuestión: soy respetuoso de las opiniones diferentes a las mías, conditio sine qua non de un auténtico demócrata, pero también de las preferencias de los demás, al fin de cuentas cada quien es responsable de sus actos y su forma de vivir, y hasta ahí estamos de acuerdo (siempre y cuando no se afecte con ello a terceros) pero en éste caso no se trata exclusivamente de las decisiones y las repercusiones que éstas traigan a dos adultos, sino de la decisión de un menor que aún no tiene la madurez física y mental para definir su futuro y de iniciar su vida bajo esta nueva “familia”, producto de un contrato entre dos personas del mismo sexo.

Es imperativo que los legisladores por Chihuahua trabajen al respecto y presenten las reformas necesarias desde ya, para garantizar un estado de derecho para todos. Por ello, los diputados federales del Partido Acción Nacional mantendrán este tema en la Agenda Legislativa, para acorazar el marco normativo y con ello resguardar los derechos de los niños, así como se ha hecho con los jóvenes y los adultos.

De igual manera que se ha protegido a Chihuahua de reformas elaboradas y promovidas en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, entre ellas el aborto y ahora la adopción de niños por parejas del mismo sexo, en este momento es pertinente que desde la Cámara de Diputados se resguarde a nuestra entidad de dichas reformas que resultan intolerables para la gran mayoría de los chihuahuenses.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles