Weekly News

FARC ejecuta a 14 policías en Colombia

3 de septiembre de 2010.

Catorce policias murieron y siete resultaron heridos durante una emboscada de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en una carretera del sur del país, informó el jueves el comandante de Carabineros general Santiago Parra.

Los uniformados iban en una caravana de cinco vehículos con 45 carabineros de 23 a 27 años, cuando varias minas explotaron a su paso, dijo Parra en diálogo telefónico desde Florencia, en el departamento de Caqueta a unos 380 kilómetros al Sureste de Bogotá.

Inicialmente se informó de cinco uniformados muertos, pero más tarde un operativo de la policía encontró los cuerpos de nueve oficiales más en la carretera Doncello a Río Negro, una pequeña localidad en el área de Florencia.

Parra precisó que el convoy realizaba "actividades de control en la zona, cuando fueron atacados" por guerrilleros del frente 15 de las FARC, luego de las detonaciones. "No me han informado cuántas minas estallaron" agregó.

El oficial señaló en una rueda de prensa que sus hombres "cayeron en un campo minado. Fueron allí verdaderamente masacrados con tiros de gracia". Relató que los policías fueron rociados con combustible e incinerados. "De verdad que no hay punto de comparación con este hecho de barbarie", dijo Parra con el semblante sombrío.

Por su parte, la Brigada 30 del ejército informó en la jornada que dos militares (un sargento y un soldado) murieron el miércoles por la tarde al caer en un campo minado en la zona de Abrego, en el departamento norte de Santander.

En el incidente un soldado resultó herido por esquirlas en el brazo izquierdo, agregó la Brigada en su comunicado divulgado en un correo electrónico. Los militares atribuyeron la colocación de las minas a un reducto del rebelde Ejército Popular de Liberación (EPL) que se mantiene activo en el norte de Santander.

Otros soldados muerieron el jueves temprano alrededor de una carretera en el municipio de Ricaurte, en el departamento de Nariño, a unos 573 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Los dos militares, parte de un grupo de 40 que cumplía labores de seguridad en la vía, murieron al intentar desactivar una mina dejada en la carretera por presuntos rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), dijo el general Eliécer Pinto, comandante de la brigada 23, con la jurisdicción en la zona. Otros cinco uniformados resultaron levemente heridos, agregó Pinto.

De acuerdo con datos del Ministerio de Defensa, del 1 de enero al 31 de agosto de este año, al menos 121 policías murieron en distintos incidentes armados, cantidad similar a la del mismo periodo en 2009.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles