Weekly News

El rebaño anda muy bravo

6 de septiembre de 2010.

GUADALAJARA.— La fiesta planeada por Jorge Vergara tuvo el final perfecto, con un Rebaño Sagrado que lució avasallador durante la media hora final y superó sin problemas a los Estudiantes-Tecos, para escalar hasta el tercer lugar del Grupo Uno, con todavía un juego pendiente.

Algarabía rojiblanca que tuvo en Omar Bravo a su principal motivo de celebración. El goleador abandonó el criticado césped artificial del estadio Omnilife en medio de una ovación, pues marcó el primer gol de Liga en dicho inmueble. Juega su último torneo con las Chivas, pero le alcanza para ser el motor de los sueños de un pueblo que por fin hizo una gran entrada en su nueva casa.

Un colocado remate con la cabeza le bastó para encaminar al Guadalajara hacia un cómodo e importante triunfo sobre los Estudiantes-Tecos (3-0), con el que exorcizó los fantasmas que aterrorizaban a los rojiblancos en el moderno inmueble.

La afición, que hizo una gran entrada, se le entregó durante los minutos finales. El “¡Oe, oe, oe, oe, Bravo, Bravo!” retumbó en las gradas, mientras los pupilos de José Luis Real sobrellevaban los últimos minutos de un cotejo que se les complicó al inicio, pero resolvieron con facilidad tras la primera anotación.

Bravo aprovechó el milimétrico servicio de Marco Fabián y el desmarque de Adolfo Bautista para aparecer solo en el área rival y fusilar a Mario Rodríguez (37’). Terminó la sequía de anotaciones chivas como local, dentro del certamen casero. La racha culminó en 542 minutos. Omar Arellano fue el autor de aquel tanto en el Clásico de clásicos del torneo anterior. También había sido el más reciente triunfo del Rebaño Sagrado frente a su público (1-0), racha que también fue cortada ayer. Quedó en 154 días.

Todo eso fue fulminado con el gol del sinaloense, su 108 en Liga y Liguilla, con lo que se colocó a 14 de la marca impuesta por el legendario Salvador Reyes. Inmejorable manera de festejar su partido 300 en el futbol mexicano.

Un golpe en la pierna derecha le impidió terminar el partido. La pleitesía pudo ser mayor, pero buena parte de la afición ya se encontraba en el vestíbulo del estadio, resguardándose de la tormenta que cayó durante el segundo tiempo. Omar sabe bien que su futuro está con los Wizards de Kansas City en la MLS, por lo que desea otorgar más satisfacciones antes de partir… Y terminar el proceso de enseñanza con los jóvenes delanteros que pelean por ocupar su puesto.

Michel Vázquez es su alumno más adelantado. Ayer lo relevó y cumplió con creces. Uno de los primeros balones que tocó fue el que envío al fondo de la portería estudiantil. Entonces sí, el festín de los seguidores no tuvo freno.

Fue la primera anotación del chico en el máximo circuito. Le marcó un golazo al Libertad de Paraguay en la Libertadores, pero ayer se estrenó en la Liga.

Mientras Bravo suma argumentos para afianzarse como uno de los atacantes canteranos más productivos en la historia del Rebaño Sagrado, Vázquez inicia una historia en la que anhela emular al hombre del que actualmente aprende.

El diluvio aderezó el reencuentro de los rojiblancos con su afición, la cual demostró que Bravo se mantiene como el niño predilecto, gracias a la entrega, más allá de que pueda o no meter goles. El Bofo Adolfo Bautista vivió una tarde opuesta. No fue el creativo que se requería y El Güero decidió sacarlo del partido. La afición lo despidió con un sonoro abucheo del inmueble rojiblanco.

Bravo fue quien se llevó los honores, con ese amor propio que lo caracteriza y suele permitirle ser el hombre que saca la cara por un equipo que sueña con recuperarse anímica y futbolísticamente.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles